21-04-2020 / 16:41 h EFE

Turquía planifica repatriar a unos 25.000 ciudadanos atrapados por la pandemia COVID-19 en 59 países para que puedan pasar la fiesta del fin del ramadán, el mes musulmán de ayuno que empieza este viernes, informa hoy la prensa turca.

La operación arrancó ayer, con varios vuelos a Alemania, donde se embarcaron 580 personas, Reino Unido, España, República Checa y otros países, y continuará hasta el próximo lunes, informa la agencia turca Anadolu.

Desde España llegaron 93 ciudadanos turcos en un avión de la compañía Turkish Airlines, que había partido ayer de Estambul a Barcelona, con 7 viajeros españoles a bordo, que aprovecharon a oportunidad para volver a su país, señala la citada agencia.

Desde España se espera la llegada de un total de 445 turcos, mientras que la lista la encabezan Alemania, con más de 3.000 ciudadanos, Arabia Saudí, con más de 2.000, Reino Unido y Kuwait, con unos 1.500 y Estados Unidos, con un millar largo.

Hoy se han recibido retornados de Bangladesh y Kirguizistán, y en la lista de 59 países incluidos en la operación figuran desde Estados europeos de tamaño reducido, como Malta, Montenegro o Kosovo, a países africanos como Níger, Benin o Somalia.

Los viajeros cumplirán un primer chequeo médico antes de embarcar y una vez en suelo turco deberán pasar a una cuarentena de 14 días en alguna de las residencias estudiantiles adaptadas a tal efecto en 62 provincias turcas.

La población musulmana tradicional suele dar importancia a las cenas en familia durante el mes de ramadán, y si bien los retornados se perderán parte del mes por la cuarentena, sí podrán participar en la fiesta que pone fin al ayuno y que este año caerá en el 23 de mayo, con 4 días festivos oficiales, incluyendo el fin de semana.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD