21-04-2020 / 20:30 h EFE

La consellera de Justicia, Ester Capella, ha asegurado este martes que su departamento no ha pedido el auxilio de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para desinfectar centros penitenciarios o equipamientos judiciales, como si han hecho otras consellerías, porque no lo han "necesitado".

"A nosotros no nos ha hecho falta", ha afirmado en su comparecencia ante la comisión de Justicia en el Parlament, que se ha celebrado de forma telemática.

Capella ha resaltado así que han sido capaces de llevar a cabo la desinfección de cárceles y equipamientos judiciales "con los medios y recursos propios", o bien, contratando el servicio de empresas especializadas".

"Habíamos hecho protocolos y una previsión de la situación de excepcionalidad y con los medios que tenemos lo hemos podido hacer, tanto en sedes judiciales como en los equipamientos de los servicios penitenciarios", ha señalado.

También ha especificado que, cuando se produce un caso positivo de COVID-19 en una prisión, se procede a clausurar durante un período mínimo de 24 horas todos los espacios residenciales que ha ocupado el interno infectado, así como los espacios asistenciales en los que ha sido atendido.

"Se limpian y se desinfectan siguiendo los criterios que ha especificado el departamento de Salud y este servicio lo desarrolla la empresa que generalmente se encarga de la limpieza de los centros", ha garantizado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD