21-04-2020 / 20:30 h EFE

El magistrado de la Corte Suprema de Brasil Alexandre de Moraes autorizó este martes la apertura de una investigación de los actos pro dictadura celebrados en el país el pasado domingo, que pedían una intervención militar y el cierre del Congreso, en las que participó el presidente Jair Bolsonaro.

Moraes aceptó un pedido presentado la víspera por el procurador general de Brasil, Augusto Aras, para investigar una "posible violación de la Ley de Seguridad Nacional" en los actos que exaltaban la dictadura militar en el país (1964-1985), así como la presunta organización y financiación de las manifestaciones, según informó el Supremo Tribunal Federal (STF) en un comunicado.

En su decisión, el magistrado consideró que los actos del pasado domingo son "gravísimos", pues atentan contra "el Estado Democrático de Derecho brasileño y sus instituciones republicanas".

Asimismo, destacó la "necesidad de verificar la existencia de organizaciones y tramas de financiación de manifestaciones contra la democracia", ya que, recordó, la Constitución brasileña "no permite la financiación y propagación de ideas contrarias al orden constitucional y al Estado Democrático".

Tampoco permite "la realización de manifestación visando la ruptura del Estado de Derecho", completó.

"Son inconstitucionales, y no se confunden con la libertad de expresión, las conductas y manifestaciones que tengan la nítida finalidad de controlar o incluso aniquilar la fuerza del pensamiento crítico", señaló el magistrado citado en el comunicado.

Igualmente "ofenden los principios constitucionales" las conductas que fomentan "la violencia, el arbitrio y la falta de respeto a los derechos fundamentales. En suma, pleiteando la tiranía", precisó.

La decisión de Moraes también determina que la investigación deberá correr bajo secreto de Justicia.

El pasado domingo, centenares de manifestantes salieron a las calles a favor de Bolsonaro y contra las medidas de aislamiento adoptadas por diversos gobernadores del país para frenar el avance del coronavirus, que ya deja 2.575 muertos y más de 40.500 casos en Brasil.

Los participantes también invocaron, con gritos y carteles, la vuelta del llamado Acto Institucional 5 (AI-5), instaurado en 1968 por él régimen militar y que marcó el inicio del periodo más violento de la represión de la dictadura que gobernó Brasil por 21 años.

El propio mandatario ultraderechista participó en los actos, sin mascarilla o guantes, donde afirmó que su Gobierno lucha contra "la vieja política" y que no quiere "negociar nada".

"Ahora está el pueblo en el poder y no queremos negociar nada", recalcó Bolsonaro, cuyas declaraciones fueron rechazadas por sectores ciudadanos, civiles y políticos del país -incluido la cúpula militar que respalda su Gobierno.

Tras el aluvión de críticas, Bolsonaro moderó su discurso este lunes, salió en defensa de la democracia y se opuso a un eventual cierre de la Corte Suprema y del Congreso.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD