22-04-2020 / 16:51 h EFE

Croacia rindió este miércoles homenaje a las víctimas del campo de concentración y exterminio de Jasenovac (1941-1945), en un acto que por primera vez en cuatro años no fue boicoteado por las asociaciones de víctimas, que optaron por acudir como muestra de solidaridad con la población afectada por el coronavirus.

Debido a la pandemia de la COVID-19, la ceremonia, televisada en directo, fue muy breve y se organizó sin público, con un reducido número de invitados que mantuvieron el distanciamiento físico impuesto para evitar contagios.

El acto se limitó a la colocación de ofrendas florales ante el monumento "Flor de Piedra", en el lugar donde se situaba el campo conocido como "el Auschwitz de los Balcanes", establecido en 1941 a 100 kilómetros de Zagreb por el régimen fascista y pronazi Ustashá y desmantelado poco antes del fin de la Segunda Guerra Mundial.

SOLIDARIDAD CON LOS AFECTADOS POR EL CORONAVIRUS

Este homenaje, que tuvo lugar en el 75 aniversario del intento de huida de los últimos prisioneros de Jasenovac, se diferenció de los efectuados otros años por la participación de asociaciones de víctimas del campo, que fueron principalmente serbios, gitanos, judíos y croatas antifascistas.

En contraste con lo ocurrido los cuatro años anteriores, cuando boicotearon el acto oficial en protesta por posturas favorables al revisionismo histórico entre la clase política del país, esta vez el acto contó con representantes de las víctimas.

"La decisión ha sido cambiada por razones de solidaridad en estas circunstancias de la epidemia y tras el terremoto de Zagreb (el pasado 22 de marzo), una situación en la que estamos unidos con todos nuestros conciudadanos", explicó a Efe por teléfono Milorad Pupovac, presidente del Consejo Nacional Serbio (SNV), principal organización serbia de Croacia.

Además, Pupovac admitió ciertos cambios a nivel político que, si bien se consideran aún insuficientes, han facilitado dar este paso, como la subida a la jefatura del Estado del socialdemócrata Zoran Milanovic.

REVISIONISMO HISTÓRICO

A diferencia de su antecesora, la conservadora Kolinda Grabar-Kitarovic, que no participaba personalmente en las conmemoraciones por las víctimas de Jasenovac, Milanovic asistió hoy al acto, como también el conservador moderado Andrej Plenkovic, y el presidente del Parlamento croata, Gordan Jandrokovic.

Esto, según Pupovac, "ha dado esperanzas de que las cosas que debemos cambiar en el país respecto al revisionismo histórico, como la negación de los crímenes cometidos por el régimen colaboracionista ustashá contra gitanos, judíos, serbios y otros, podrán llegar a figurar en una agenda común más fácilmente que en años anteriores".

"He venido para tender la mano, mostrar que estoy dispuesto a un diálogo serio sobre la actitud del Gobierno y las autoridades respecto a la historia", dijo por su parte Ognjen Kraus, presidente de la Comunidad Judía de Zagreb, en declaraciones a la televisión regional N1.

Eso sí, advirtió de que espera ver progresos en los próximos doce meses, de lo contrario no asistirá a la ceremonia de 2021.

Con cinco subcampos en unos 240 metros cuadrados, el de Jasenovac, junto a la localidad homónima, fue uno de los campos de exterminio más grandes de Europa.

Además, es considerado uno de los más crueles por los métodos utilizados para asesinar a los prisioneros.

Se estima que más de 80.000 personas fueron matadas o perecieron allí entre 1941 y 1945, aunque persisten dudas sobre la cifra, debido a la falta de documentación.

La mañana del 22 de abril de 1945 los últimos 600 prisioneros protagonizaron un intento de escapada, pero solo un centenar de ellos logró sobrevivir.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD