22-04-2020 / 18:40 h EFE

Seat y los sindicatos han pactado este miércoles el nuevo Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) para un máximo de 11.061 personas, que se aplicará desde el lunes, cuando la marca española retomará paulatinamente la actividad, y durante un período de ocho semanas.

Se trata de un ERTE por causas organizativas, en lugar de por fuerza mayor, como el que se venía aplicando hasta ahora para hacer frente a esta emergencia sanitaria, aunque las condiciones para los empleados afectados son las mismas.

Y es que los trabajadores que entren en el expediente temporal cobrarán la prestación de desempleo que les corresponda y Seat les abonará un complemento para alcanzar el 90 % del salario neto.

La imposibilidad de fabricar desde el primer momento al ritmo anterior a la pandemia, debido a las medidas de seguridad y prevención que deben aplicarse, ha llevado a la dirección de Seat a plantear este segundo ERTE, que será continuidad del primero, aunque afectará a menos personal, porque el aplicado hasta ahora se presentó para toda la plantilla, formada por casi 15.000 empleados.

La mayor parte de los trabajadores afectados serán los que desarrollan su actividad en las líneas de producción o en puestos vinculados de las áreas de logística y calidad, y que se encuentran tanto en la fábrica de Martorell como en los centros de Barcelona y El Prat de Llobregat.

El presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero (UGT), ha explicado a Efe que calcula que a partir del lunes, en la primera fase de la vuelta a la producción, volverán a trabajar unas 3.000 personas, y cree que la siguiente fase se adoptará "dos o tres semanas más tarde", todo ello con el objetivo de recuperar la normalidad "a partir de julio".

Carnero ha asegurado que la empresa deberá comunicar la desafectación del ERTE a los afectados "con cuatro días naturales de antelación".

El plan de medidas de prevención de Seat para reactivar la producción en su fábrica de Martorell, la más importante de España, prevé un inicio escalonado en esas fases, que arrancará con una producción de hasta el 33 % y contempla medidas como mascarillas diarias para todo el personal y la obligación de pasar un autotest antes de entrar.

En la primera fase, solo trabajará un turno por cada línea (son tres), el de mañana, y alcanzará una producción máxima del 33 %, lo que supondrá 271 coches al día; mientras que en una segunda fase se llegará al 66 % con dos turnos y 640 coches al día; y en la tercera estarán en activo ya los tres turnos.

Como en el anterior ERTE, quedan excluidos los empleados de 53 o más años y tendrán prioridad para permanecer en el ERTE aquellos trabajadores "con hijos menores de 14 años", siempre y cuando ello no perjudique la actividad productiva.

Precisamente hoy Seat ha empezado a realizar test PCR a sus 15.000 empleados para garantizar su salud y evitar contagios de coronavirus de cara a reiniciar de su actividad de manera gradual a partir del próximo 27 de abril.

Además, según ha informado la empresa, estos test suponen una muestra representativa de la sociedad y sus resultados, anónimos y confidenciales, serán la base de un estudio científico.

La automovilística es la primera empresa en España que hace estas pruebas y, en total, se harán más de 3.000 test PCR semanales a los empleados de producción de Seat Martorell, Seat Barcelona, Seat Componentes y CROS, así como al conjunto de profesionales de la compañía y se ampliarán a otras empresas del grupo Volkswagen en España.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2022
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD