22-04-2020 / 20:01 h EFE

Los Mossos d’Esquadra detuvieron ayer en la Seu d’Urgell (Lleida) a un hombre, de 33 años, de nacionalidad española y vecino de Encamp (Andorra) que escondía en su mochila un total de 2.104 pastillas de éxtasis.

Según ha informado la policía catalana, los hechos ocurrieron ayer por la tarde mientras una patrulla observó a dos pasajeros bajar de un autobús de línea que acababa de llegar de Barcelona.

Uno de los hombres, explican, mostraba un “nerviosismo inusual” y justificó a los agentes su desplazamiento porque “venía de visitar a su novia”.

Ante la situación sospechosa, los Mossos procedieron al registro de sus pertenencias y fue entonces cuando encontraron dos paquetes envasados al vacío con las pastillas en su interior.

Seguidamente, la policía procedió a su detención como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

Ya en comisaría, se aplicaron los reactivos químicos en la droga intervenida que dieron positivo en MDMA, una sustancia con un “grave riesgo” para la salud y que, por la cantidad encontrada, puede ser considerada a nivel penal con el agravante de “notoria importancia”.

En este sentido, los Mossos explican que todo apunta a que el detenido había recogido la droga, valorada en más de 23.000 euros, en Barcelona, para distribuirla después por el Pirineo.

La investigación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones en relación con este caso.

El detenido, que tiene antecedentes y al cual también se le denunció por saltarse el confinamiento, ha pasado esta tarde a disposición judicial ante el juzgado de instrucción de guardia de la Seu d’Urgell.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el detenido ha reconocido haberse desplazado hasta Barcelona para recoger un paquete y entregarlo a un hombre que, supuestamente, le estaría esperando en la estación de autobuses de la Seu.

No obstante, ha explicado que tomó esta decisión por la delicada situación económica por la que atraviesa a raíz del estado de alarma y que, aunque sospechaba qué podía llevar el paquete recibido en Barcelona, no sabía qué contenía.

El detenido ha confesado que le habían ofrecido 500 euros por el transporte del paquete y que, una vez entregado, su intención era desplazarse junto a su pareja hasta su residencia en Andorra.

Finalmente, el titular del juzgado de guardia de la Seu ha ordenado su ingreso en prisión provisional y sin fianza al entender que había indicios suficientes por los que el detenido sabía que estaba cometiendo un delito contra la salud pública.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2022
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD