23-04-2020 / 14:51 h EFE

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha pedido "perdón" a los profesionales sanitarios porque "se merecían más protección, previsión y medios humanos desde el minuto uno" y ha defendido que la gestión de su departamento ante esta crisis se ha basado en "el rigor científico, la prudencia y la planificación a corto, medio y largo plazo".

En su comparecencia en la Diputación Permanente de Les Corts para hablar de la gestión de la pandemia del coronavirus, la consellera ha reconocido que durante este tiempo han "cometido errores, indudablemente".

Tras explicar la "complejidad" que tiene gestionar "con rapidez, eficacia y seguridad, en medio de numerosas incertidumbres", ha destacado que la incidencia en la Comunitat ha sido menor que en otros territorios gracias el "enorme esfuerzo de los profesionales sanitarios, la disciplina y responsabilidad de la ciudadanía y al sistema público de salud".

Se ha preguntado "¿quién sería capaz de no querer todo lo mejor para nuestros profesionales?" tras ver a los sanitarios "cómo trabajan, cómo luchan por cada vida, el trato que dispensan a los enfermos, su capacidad de entrega, sacrificio, generosidad y servicio público y su rostro de cansancio acumulado, autoexigencia y responsabilidad".

Tras sumarse al recuerdo de las 1.132 personas que hasta este jueves han fallecido en la Comunitat, ha expuesto el recorrido de la gestión de la pandemia desde su origen y las medidas que se han adoptado.

Ha subrayado el papel de los profesionales de Salud Pública, que en el inicio de la pandemia fueron capaces de controlar su propagación y reducir su impacto y que desde febrero han realizado un total de 107.793 tests (91.795 PCR y 15.998 rápidos).

"Sin duda, la cara más dura del virus se ha revelado en las residencias de personas mayores", ha asegurado y ha señalado que gracias a los test rápidos se va a realizar un cribado general de las residencias, donde han fallecido 394 personas, y se va a poder evaluartanto residentes como trabajadores, presenten o no síntomas.

Según Barceló uno de los aspectos "más duros" a los que se han enfrentado ha sido el de la compra de suministros y material sanitario, por cuya adquisición se ha producido en todo el mundo una "competición feroz entre países y administraciones" y ha reconocido "un pirateo salvaje entre países, con empresas y proveedores que en algunos casos han resultado ser un fraude".

Desde el grupo socialista, Carmen Martínez ha reconocido que se han cometido errores "al enfrentarnos a lo desconocido" pero ha valorado que la Generalitat ha tenido una actitud "proactiva, no como en otras autonomías, donde ha sido reactiva" y ha añadido que la Comunitat "ha reaccionado rápidamente y con la máxima diligencia".

El diputado popular José Juan Zaplana ha asegurado que, aunque "no" le "faltan motivos", no pedía la dimisión de Barceló porque sería una "irresponsabilidad" que dimitiera hoy y, tras tenderle la mano "por esa gente que lo necesita", ha recordado que la lealtad es "bidireccional".

"Nuestra lealtat consiste en proponer medidas y soluciones", ha afirmado y ha recordado que hace 55 días les pidieron "que estuvieran alerta y ajustaran medidas porque el virus les llevaba la delantera. Nos insultaron y dijeron que propagamos bulos y infundíamos miedo".

Según Zaplana, "a muchos les gustaría que hoy les dijéramos 1.132 personas fallecidas, cero responsables políticos" , una frase que ha sido criticada por la diputada socialista, quien ha pedido "más sentido de Estado y menos demagogia".

El síndic de Vox, José María Llanos, ha pedido la dimisión de Barceló por su "absoluta incompetencia, ineficacia, omisión y lentitud" y ha calificado su actuación de "aterradora".

A su juicio, se ha censurado a los profesionales de la salud para que no se quejaran de la falta de protección, se le ha entregado material inservible, no se les ha hecho test a todos, se han ocultado datos y se ha hecho una Sanidad "más de guerra de que de un país avanzado".

También ha criticado que la Generalitat se haya gastado diez millones en los tres hospitales de campaña "inacabados e inacabables", cuando hay hospitales privados "sin usar, amortizar y soportando un gasto increíble porque se les dijo que tuvieran preparadas sus UCI y plantas", ni se han usado IFA y Feria Valencia.

Desde Ciudadanos, Yaneth Giraldo ha reprochado a la consellera que "errores constantes en gestión y planificación" y falta de "humildad", aunque ha tendido la mano de su formación y a trabajar juntos "si queremos una sanidad pública de calidad".

Giraldo ha dicho que prueba de esos errores han sido los tres hospitales de campaña "aún no disponibles" o la falta de test a la población, y le ha pedido que explique si va a dotar de material y de más profesionales a la Atención Primaria para cuando se produzca la desescalada.

El diputado de Compromís Carles Esteve ha considerado una "negligencia política instrumentalizar a los profesionales de la salud" y ha señalado que aún queda un "camino largo" y la "mejor forma de evitar sobrecargas" pasara por "inversiones acertadas en salud pública".

Desde Unides Podem, Irene Gòmez ha subrayado que la sanidad pública es el "mejor escudo" contra la pandemia y ahora hay que transformar los aplausos a los sanitarios en una "nueva financiación" para tener la sanidad "más potente del mundo".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD