23-04-2020 / 19:11 h EFE

La patronal del comercio minorista Euskaldendak ha pedido al Gobierno Vasco ayudas económicas a los negocios y estímulos a la compra, así como protocolos de seguridad, para proceder a una reapertura "ordenada" de los comercios vascos que comenzaría por los establecimientos de menos de 800 metros cuadrados.

Esta petición le fue realizada por Euskaldendak a los responsables del departamento vasco de Comercio en la reunión mantenida este pasado miércoles en la que les expuso la "dramática" situación económica que atraviesa el pequeño comercio por el cierre de sus negocios que se prolonga ya 40 días.

A juicio de esta patronal, "la apertura en las condiciones socio-sanitarias actuales supondría que, al abrir los comercios en un escenario social de apenas ventas y perder las ayudas existentes, la situación se vuelva más que crítica y aboque a la quiebra del pequeño comercio".

Por ello ve importante "trasladar un mensaje de tranquilidad a la sociedad a través de medidas que permitan la vuelta a la normalidad" y que dicha vuelta se lleve a cabo "de una forma ordenada y con garantías, tanto en materia de seguridad y salud como en materia social y económica".

"La falta de protocolos de apertura y su verificación por los organismos correspondientes, además de un riesgo para la salud de clientes y trabajadores supone forzar aperturas de establecimientos que, por el comprensible miedo de la sociedad y falta de liquidez de la población, no van a tener ventas durante días teniendo que hacer frente a gastos que han sido suspendidos y compensados con ERTE y prestaciones para autónomos", advierte.

Euskaldendak plantea también que, una vez se determine la reapertura del comercio, "ésta se vea acompañada de un plan mixto de estímulos al sector en forma de rentas compensatorias por su previsible falta de ingresos continuada tras el fin de la pandemia, junto con un programa de bonos a la compra que estimule el consumo y en el que se garantice que los bonos puedan usarse por la ciudadanía en su comarca".

Esta patronal ha informado también de que su propuesta para "adaptar la operativa de los autónomos a la RGI de forman inmediata, no ha recibido respuesta", de modo que, según encuestas realizadas por Euslakdendak, el próximo mes de septiembre se puede llegar a producir el cierre de una quinta parte de los negocios regentados por los 25.000 autónomos del comercio cuyas actividades están suspendidas actualmente; es decir, unos 5.000 pequeños comercios.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD