24-04-2020 / 14:50 h EFE

Un hombre se ha enfrentado esta semana en la Audiencia de Huesca a una petición fiscal de 13 años de prisión como presunto responsable de la agresión sexual sufrida por su expareja en Jaca en julio de 2018, mientras pesaba sobre él una orden de alejamiento por maltrato.

Según han informado a Efe fuentes judiciales, el ministerio público solicitó para el procesado 12 años de prisión por un presunto delito de agresión sexual, con prohibición de acercarse o comunicar con su expareja por 5 años, otros 10 años de libertad vigilada, y un año más de cárcel por otro de violencia doméstica agravado por quebrantamiento de medida.

Estas fuentes han explicado que la vista se celebró presencialmente, con jueces, fiscal y abogados provistos de mascarillas y de guantes, que no se llegaron a poner al estar alejados unos de otros a una distancia superior a la recomendada por las autoridades sanitarias para evitar contagios por coronavirus.

Además, y en cumplimiento de los protocolos sanitarios, magistrados, ministerio público y letrados prescindieron de las togas, una prenda considerada "muy sucia" por los expertos que asesoran al ámbito judicial.

El acusado y los policías que le escoltaban estaban provistos de mascarillas y de guantes, al igual que uno de los forenses que compareció como perito, mientras que los testigos prestaron declaración mediante videoconferencia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD