24-04-2020 / 18:41 h EFE

El traslado de pacientes del sociosanitario del hospital de Sant Joan de Reus al Centro Médico Quirúrgico (CMQ) originó un brote de contagio de la COVID-19 que ha dejado de baja al 20 % de la plantilla, según denuncian los trabajadores del CMQ.

El traslado se llevó a cabo el pasado 30 de marzo y esta "decisión imprudente" del Hospital de Sant Joan originó un brote que debería investigarse por "su gravedad", en un contexto de "inacción" de la dirección.

La plantilla reclama cuantificar el estado actual del brote mediante pruebas serológicas a todos los trabajadores, sanitarios y no sanitarios, y agilizar las pruebas de diagnóstico PCR al personal con una exposición de riesgo.

Los empleados también denuncian que no se aplican criterios definidos en los aislamientos preventivos y exigen uno precoz nada más saberse un contacto de riesgo o al mínimo síntoma.

Por otra parte, la plantilla critica que se abusa del Plan de contingencia para aplicar cambios en horarios, condiciones y ubicación del puesto laboral y que tampoco se facilita el teletrabajo.

Los trabajadores también reclaman que se les abone la totalidad de los llamados DPO (unos complementos salariales) que se adeudan desde el año 2017.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD