25-04-2020 / 0:20: h EFE

La renuncia del exjuez Sergio Moro a su cargo como ministro de Justicia en Brasil desató este viernes una oleada de críticas contra el Gobierno de Jair Bolsonaro, a quien llegaron a acusar de dar un "golpe a la democracia" del país.

Uno de los discursos más duros fue el del gobernador del estado de Sao Paulo, Joao Doria (Partido de la Social Democracia Brasileña, centro-derecha), quien tachó de "un golpe a la justicia, a la libertad y a la democracia de Brasil" la salida del ministro, conocido por conducir el caso de Lava Jato y llevar a la cárcel al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

"Lamento mucho que nuestro país tenga que luchar contra dos virus, el coronavirus y el que está en el Palacio de Planalto en Brasilia", añadió el gobernante de la región más poblada e industrial de Brasil, en una referencia directa al presidente Bolsonaro.

También desde su partido, el expresidente brasileño Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) pidió este viernes la renuncia del mandatario para "ahorrar" un "largo proceso de impeachment" en Brasil.

"El presidente está cavando su tumba. Que renuncie antes de ser renunciado. Que nos ahorre, además del coronavirus, tener un largo proceso de impeachment", señaló en redes sociales el exjefe de Estado y uno de los líderes del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

El gobernador del estado de Río de Janeiro, Wilson Witzel (también del espectro de la derecha), transmitió a través de su cuenta oficial de Twitter su "tristeza" ante la renuncia de Moro.

"Estaría honrado con su presencia en mi Gobierno aquí, vuestra excelencia, tiene carta blanca siempre", complementó Witzel.

En menos de una semana, Sergio Moro se convirtió en el segundo ministro de Bolsonaro en salir del Gobierno, detrás del titular de Salud, Luiz Henrique Mandetta, quien fue sustituido por el oncólogo Nelson Teich la semana pasada en plena pandemia de COVID-19.

En Twitter, el exministro Mandetta, que como Moro gozaba de altos índices de popularidad, agradeció la labor del antiguo titular de Justicia por estar "siempre pensando en el bien común".

También se expresó por la red social la expresidanta Dilma Rousseff, la ahijada política de Lula y destituida del cargo por un juicio político en 2016.

"Si el Señor Moro tuviera un 10 % de la sinceridad que intentó transmitir en su declaración contra Bolsonaro, su exjefe, habría aprovechado y pedido disculpas al pueblo brasileño por todas las mentidas que contó sobre Lula", criticó Rousseff.

De los hijos del presidente Bolsonaro considerados una suerte de consejeros, se pronunció el concejal de Río de Janeiro Carlos Bolsonaro quien, en un ataque a los medios de comunicación, criticó las noticias que lo vinculaban la salida del titular de Justicia.

"¿Alguien cree que apoyar a Bolsonaro y no recibir críticas diarias de la prensa no es, como mínimo, incoherente?", preguntó retóricamente el hijo del presidente.

Crítico también con la prensa se mostró otro hijo del presidente, el diputado federal Eduardo Bolsonaro, quien insistió en el director general de la Policía Federal "salió por petición propia, aunque buena parte de los medios insisten en decir que fue interferencia de Jair Bolsonaro".

La abogada de la familia Bolsonaro, Karina Kufa, escribió para sus casi 40.000 de seguidores en Twitter que "Jair es honesto y siempre quiere el bien del país".

Por su parte, el presidente de la Frente Parlamentaria de la Seguridad Pública en el Congreso, el diputado Capitao Augusto, se limitó a escribir en sus redes sociales el hashtag "ficamoro" (#quédatemoro).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD