25-04-2020 / 10:00 h EFE

id, 25 abr (EFECOM).- La crisis provocada por la expansión del coronavirus ha multiplicado el número de "ángeles caídos", empresas que contaban con el grado de inversión, es decir, con una calificación crediticia de al menos BBB (Baa para Moody's), y cuyas emisiones han pasado a la categoría de "bono basura" ("high yield").

Según la gestora estadounidense Fidelity, unos 215.000 millones de dólares (199.000 millones de euros) en bonos estadounidenses y alrededor de 100.000 millones de euros en bonos europeos pasarán este año del grado de inversión al de "high yield".

UBS AM calcula que el mercado de "high yield" crecerá en torno al 50 % en Europa y algo más del 25 % en EE.UU., donde el volumen es mayor.

Para Fidelity, el riesgo de convertirse en "ángeles caídos" se concentra en las empresas "zombis", aquellas con constantes vitales débiles pero que logran sobrevivir gracias a los bajos costes de financiación.

Los sectores con más riesgo de sufrir rebajas de calificaciones son, según Fidelity, el energético, por la brusca caída de los precios del petróleo, y el del automóvil.

La gestora calcula que alrededor de 60.000 millones de dólares (más de 50.000 millones de euros) de deuda emitida por empresas energéticas ha sido ya degradada hasta el nivel de "bono basura".

Según Marty Dropkin, director global de análisis en el área de Renta Fija de Fidelity International, la economía mundial ha recibido "un doble mazazo" por la expansión del coronavirus y el desplome de los precios del crudo.

"El mercado de bonos "high yield" debe hacer frente ahora a un tercer golpe potencial: una ola de bonos con grado de inversión víctimas de revisiones a la baja de sus calificaciones", explica.

A pesar de todo, los expertos consideran que el mercado será capaz de absorber esta avalancha de bonos "high yield" y que los bancos podrán asumir el impacto de estas revisiones a la baja de las calificaciones crediticias.

Álvaro Cabeza, responsable de UBS AM Iberia, considera que, pese a la "previsible magnitud" del número de "ángeles caídos", los mercados podrán absorber sus emisiones "a medio y largo plazo".

En este contexto, el pasado miércoles, el Banco Central Europeo (BCE) decidió aceptar como garantía en sus operaciones de refinanciación deuda que no tenga el grado de inversión, aunque de momento solo hasta septiembre de 2021.

El BCE aceptará activos negociables que tuvieran una calificación mínima de BBB- el 7 de abril, siempre que mantengan una nota de BB.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD