26-04-2020 / 14:50 h EFE

La organización agraria JARC ha advertido hoy que los empresarios de la fruta no pueden asumir las bajas por COVID-19 como un accidente laboral, por lo que ha pedido que sean consideradas como enfermedad común.

Según David Borda, responsable sectorial de la Fruta Dulce de JARC, "no se puede establecer con ningún tipo de seguridad que el origen del contagio sea el puesto de trabajo", ya que el trabajador puede haberse contagiado antes o con el contacto con otras personas en su domicilio.

Además, advierte Borda, un contagio de coronavirus en una explotación implica que el resto de la plantilla se tiene que poner en cuarentena, por lo que el agricultor se quedará sin personal para continuar con la cosecha, dadas las dificultades que implica encontrar mano de obra con el confinamiento.

En este sentido, la organización reclama que Agroseguro, con el apoyo del Estado o la Generalitat, indemnice con un 70 % el valor de la producción no recolectada, en caso de baja del titular o de la plantilla de trabajadores por coronavirus.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2022
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD