27-04-2020 / 14:01 h EFE

El Ayuntamiento de Badalona y el Joventut anunciaron este lunes un acuerdo para que el Palau Olímpic sea la sede de un nuevo banco de alimentos para familias vulnerables afectadas por la crisis de la COVID-19, según anunciaron ambas instituciones.

La pista de baloncesto donde juega la Penya será, desde este martes, el punto de distribución de 600 lotes de alimentos y de algunos productos de higiene infantil dirigidos a familias atendidas por los servicios sociales municipales.

La entrega de alimentos se realizará cada quince días en coordinación con la Cruz Roja, que se encargará del operativo con medio centenar de voluntarios y técnico.

Este banco de alimentos durará dos meses, aunque el ayuntamiento estudia ampliarlo en función de la evolución del confinamiento y el estado de alarma. Los voluntarios entregarán los alimentos en los domicilios de aquellas personas que por motivos de salud y prevención no puedan desplazarse hasta la instalación deportiva.

Es "la primera vez" que el consistorio badalonés impulsa un banco de alimentos en la ciudad "con recursos propios", dijo la alcaldesa accidental, Aïda Llauradó, que agradeció al Joventut de Badalona "su colaboración" al igual que a las entidades, ciudadanos y empresas que ayudan "a hacer frente a esta crisis que también es social".

El presidente del Joventut, Juanan Morales, destacó "la importancia" de demostrar "unidos" que es posible ayudar "a los que más lo necesitan" para un futuro "donde nadie se quede atrás".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD