27-04-2020 / 19:02 h EFE

El profesor de Nanomedicina de la Universidad de Manchester y director de un nuevo grupo de Nanomedicina en el Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2), Kostas Kostarelos, propugna que contra la COVID-19 se aplique la misma estrategia de detección precoz y seguimiento que contra el cáncer.

En un artículo que publica hoy en la revista 'Nature Nanotechnology', Kostarelos también reclama que el personal científico vuelva al laboratorio como "esencial" para afrontar la emergencia COVID-19.

Kostarelos, que simultanea la dirección del Laboratorio de Nanomedicina de la Universidad de Manchester y la del nuevo Grupo de Nanomedicina del ICN2, afirma que la comunidad científica biomédica internacional tiene una responsabilidad y debe tener prioridad como trabajadores "esenciales" para apoyar a los equipos profesionales clínicos y sanitarios que trabajan en la primera línea de la pandemia.

El texto subraya la necesidad de maximizar el apoyo, la creatividad y las sinergias sin ningún obstáculo político, lingüístico, financiero, geográfico o de disciplina científica.

Kostarelos explica cómo su experiencia en la investigación del cáncer y la nanotecnología le sugiere un modelo que podría aplicarse a una pandemia viral como la de la COVID-19.

"En primer lugar, -dice- hay una necesidad de transformar la percepción de que esto es un tsunami que desaparecerá en breve. Una vez se entienda y se acepte que no será así, la discusión debería centrarse en cómo manejar mejor los brotes virales como una condición patológica crónica".

Para el profesor de Nanomedicina, la analogía del cáncer se hace evidente en ese contexto.

"Hay tres principios clave en el manejo de un paciente con cáncer: detección temprana, seguimiento y precisión", afirma el investigador, que sostiene que "la detección temprana de individuos y grupos infectados por la COVID-19 podría acelerar sustancialmente la capacidad de manejar el distanciamiento y tratar a los pacientes".

También aconseja "hacer un seguimiento no sólo de los pacientes ya infectados con la COVID-19, para seguir su progresión y respuesta, sino también de los trabajadores esenciales no afectados para garantizar que se mantengan sanos y reducir el riesgo de una mayor propagación".

"El principio de 'precisión' (targeting en la versión inglesa) debería aplicarse al tratamiento de los pacientes de COVID-19 para aislarlos de manera segura y garantizar que reciban un tratamiento rápido, pero manteniendo plenamente el funcionamiento del resto de la sociedad, la mayoría sana y de bajo riesgo".

"Aplicando los tres principios, -concluye- la ciencia debe considerarse 'esencial' y el resto de la sociedad puede empezar a volver a su funcionamiento normal para apoyar mejor a las personas enfermas y a las más vulnerables y aprender a gestionar de forma más eficiente ésta y las futuras pandemias que llegarán tarde o temprano".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2022
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD