28-04-2020 / 12:20 h EFE

Un refugiado sirio de 17 años que había incumplido la prohibición de salir a la calle impuesta por la COVID-19 ha muerto al ser alcanzado por un disparo efectuado por un agente cuando trató de huir de un control de la Policía turca en la provincia de Adana.

El fallecido, Ali el Hemdan, caminaba el lunes de regreso a su casa desde el trabajo cuando la Policía lo paró en un control rutinario, según varios testimonios recogidos hoy por el diario Evrensel.

El Hemdan recibió un disparo en el pecho cuando trató de saltarse el control, presumiblemente para intentar evitar la multa de 470 euros por saltarse la prohibición de que los menores de 18 años salgan a la calle, sin excepciones.

La víctima fue trasladada a un hospital, donde falleció.

"A.H. no siguió las advertencias policiales para que se detuviera y huyó. Resultó herido accidentalmente cuando la policía abrió fuego de advertencia", señaló hoy la gobernación de Adana en un comunicado, en el que indica que el agente que abrió fuego ha sido suspendido mientras se investiga lo sucedido.

El Gobierno turco ha prohibido que los menores de 20 años que no trabajen y los mayores de 65 salgan a la calle, dentro de las medidas para evitar los contagios por coronavirus.

De los casi tres millones de sirios en edad laboral que viven en Turquía, solo unos 80.000 tienen permiso de trabajo.

El resto trabajan en una economía sumergida que ha sufrido las medidas tomadas por el gobierno para reducir los contagios de Covid-19, como el cierre de cafeterías, bares y comercios.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD