28-04-2020 / 18:41 h EFE

goza, 28 abr (EFE)-. En el marco de la celebración del Día Internacional de la salud y la seguridad en el trabajo, CCOO y UGT de Aragón consideran que este 28 de abril no puede ser como el de otros años por el coronavirus que ha llevado a los sistemas sanitarios "más allá de sus límites", ha paralizado la actividad económica y se ha llevado decenas de miles de vidas solo en España".

Por eso, el recuerdo apuntan es para esas víctimas, sus familiares, amigos, compañeros de trabajo y, para las personas que trabajan, que con riesgo de su salud, han dado la batalla a esta enfermedad en primera línea, informan ambos sindicatos en un comunicado conjunto.

Los trabajadores de los servicios esenciales como sanitarios, transportistas, trabajadores del campo, trabajadores y trabajadoras de la limpieza, y el comercio, cuidadores y cuidadoras, personal de los cuerpos del orden y seguridad del Estado, etc, han demostrado la importancia de la clase trabajadora para garantizar el funcionamiento de la sociedad.

Además consideran que la pandemia ha puesto de manifiesto una realidad: la salud laboral es indisociable de la salud pública, y de hecho, los contagios en el ámbito laboral y en los desplazamientos vinculados han sido importantes vectores de propagación del virus.

También recuerdan que según datos del Gobierno de Aragón, en los dos primeros meses de 2020 hubo 3.206 accidentes laborales, de los cuales 2.753 sucedieron en jornada de trabajo y 354 fueron accidentes in itinere.

Por sectores, el sector de industria es el más perjudicado con un incremento de casi 14 % con respecto al mismo periodo, produciéndose 839 siniestros laborales en jornada, seguido de servicios (sube un 12,21 %), construcción (5 %) y agrario (4,92 %). La siniestralidad sube en los dos primeros meses un 11,41 % en jornada, y baja en los accidentes in itinere en un 5,82 %.

En cuanto a las enfermedades profesionales, los datos reflejan un descenso en el registro de las mismas, disminuyendo en un 14,66 %.

En el citado comunicado destacan que, desde la aprobación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, hace 25 años, se ha desvirtuado la prevención y, en muchos casos, se ha contemplado como un negocio, no como un derecho, al externalizarse su gestión.

Además, se han evidenciado los vacíos institucionales y la escasa actuación pública para regular mínimamente "el mercado de la prevención" y acabar con su mercantilización.

Así, aunque los servicios de prevención son indispensables para la organización de las actividades preventivas en las empresas, en muchos casos han mostrado limitaciones para minimizar las exposiciones al virus.

Para lograr la plena integración de la salud laboral en la salud pública es precisa una mayor coordinación entre los departamentos de sanidad y de trabajo del Gobierno de Aragón.

Tanto el ISSLA como Salud Publica y la propia Inspección de Trabajo, padecen limitación de recursos, por lo que reclaman para el primero más recursos así como una mayor inversión en la prevención en las empresas aragonesas.

Ambos sindicatos reclaman mayor coordinación entre las administraciones, integrar la salud laboral en la pública y mayor control en las empresas que no cumplen la normativa.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD