29-04-2020 / 20:21 h EFE

El fiscal pide siete años de cárcel para el hombre que acuchilló por la espalda a una trabajadora social en Salt (Girona) en noviembre de 2018 en un intento de acabar con su vida que despertó alarma y concentraciones de apoyo a la víctima.

La víctima reclamará a través de su abogado en el juicio que comenzará la semana que viene una pena de catorce años y medio de prisión por intento de asesinato, mientras que la fundación para la que trabajaba aumenta a quince años la solicitud de condena y la defensa niega los hechos.

Según el escrito de fiscalía los hechos sucedieron sobre las 13:30 horas del 23 de noviembre de 2018 cuando el acusado, Adeslam E.B., que tenía entonces 38 años, se acercó a la trabajadora social "por la espalda para que no pudiera defenderse" y le clavó "en el pecho dos veces un cuchillo".

Tras el ataque, abandonó el lugar de forma precipitada sin conseguir su objetivo de matar a la trabajadora social gracias a la rápida intervención de los servicios médicos.

Como consecuencia de las puñaladas, la víctima, que tenía 28 años y era psicóloga del servicio de atención a familias, tuvo que estar tres días en la Unidad de Cuidados Intensivos y ocho hospitalizada.

Además, como consecuencia del ataque, según el escrito de acusación, arrastra diversas secuelas como neuralgias intercostales, estrés postraumático leve y dos cicatrices que generan un ligero perjuicio estético.

Para el fiscal, los hechos son constitutivos de un delito de asesinato en grado de tentativa y considera que el procesado sufría un trastorno psicótico que disminuía sus capacidades cognitivas y volitivas, por lo que le aprecia un eximente incompleto de alteración psíquica.

Por ello pide que le condenen a siete años de cárcel, a la obligación de someterse a un tratamiento médico externo por el mismo tiempo, a cinco años de libertad vigilada, a la prohibición de acercarse a menos de mil metros de la víctima durante una década y, en concepto de responsabilidad civil, al pago de 30.000 euros

En cambio, ninguna de las dos acusaciones aprecia circunstancia atenuante alguna respecto a unos hechos cometidos por alguien que, según fuentes del Consorcio de Bienestar Social de Gironès-Salt, del que dependía la trabajadora, había pinchado en los meses previos las ruedas de los coches de varias empleadas y había roto los cristales de la sede de este organismo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2022
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD