02-05-2020 / 10:40 h EFE

La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia de un juzgado de instrucción de Cartagena que condenó a la empleada de un local, como autora de un delito leve de hurto, a pagar una multa de 240 euros por apoderarse de 30 euros.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, desestima así el recurso que esta empleada de la empresa B.N. presentó contra la resolución judicial y en el que indicó que del visionado de las imágenes aportadas como prueba al juicio no podía deducirse la existencia del hurto.

Frente a esa argumentación, el tribunal de la Audiencia señala que precisamente en las imágenes se observa que coge el billete que le da un cliente y otro de la caja y se va hacia un extremo de la barra, donde no había nadie, para regresar sin los mismos y sin dirigirse a ingresarlos en aquella.

Añade la sala que los hechos ocurrieron en julio de 2017 y que los mismos fueron advertidos por el dueño del establecimiento al observar un descuadre en la caja registradora.

Al rechazar la apelación, el tribunal de la Audiencia dice que en el juicio quedó probado lo que califica de un acto “claramente depredador”.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2022
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD