04-05-2020 / 15:21 h EFE

El Gobierno aragonés proyecta que el teletrabajo y la flexibilidad en la atribución de funciones al personal funcionario e interino que ha exigido la pandemia por coronavirus sea una opción de futuro tras la crisis para los trabajadores públicos.

Así lo ha asegurado hoy el director general de la Función Pública y Calidad de Servicios del Gobierno aragonés, Esteban del Ruste, en una comparecencia ante la Comisión de Hacienda de las Cortes de Aragón, a petición de Ciudadanos para informar de los planes previstos para hacer frente a posibles casos por la COVID-19 en el personal público.

Tanto el portavoz de Ciudadanos, José Luis Saz, como el propio director general han admitido que la propuesta de debate, hecha al inicio de la crisis sanitaria, ya había quedado desfasada tras el tiempo transcurrido, por lo que los argumentos se han reorientado hacia el funcionamiento actual de los servicios.

Del Ruste ha iniciado su intervención asegurando que más del 91 % de los trabajadores públicos, incluido personal sanitario, educativo y de servicios sociales, han trabajado normalmente, mientras que un 75,6 % de los empleados dependientes de la administración general lo habían hecho de forma presencial y el 24,5 % mediante teletrabajo.

Una modalidad de teletrabajo, ha añadido, que ha alcanzado a la práctica totalidad de los profesores de centros públicos, a excepción de los titulares de "tres o cuatro" centros en los que la brecha digital ha exigido la presencia de los maestros en momentos puntuales para hacer un seguimiento de sus alumnos.

Ha destacado que alrededor de 60 integrantes del personal no docente, auxiliares de educación especial, cocina, limpieza u oficinas, ha sido destinado temporalmente a residencias de mayores.

Además, desde Función Pública se ha "movido" al Departamento de Economía a alrededor de cien trabajadores para canalizar la "avalancha" de Expedientes de Regulación temporal de Empleo (ERTE) presentados desde el inicio de la crisis sanitaria.

Del Ruste se ha referido también a las medidas en estudio para garantizar la seguridad de los trabajadores presenciales en los organismos públicos del Gobierno aragonés, cuyo diseño y aplicación, ha añadido, dependerá de un equipo de prevención "y no de lo que decida cada trabajador".

Tras precisar que el personal considerado de riesgo ante el coronavirus podrá optar por alternativas, ha subrayado que la "vocación" del Ejecutivo regional es que el teletrabajo "sea una realidad ahora y cuando se vuelva a la normalidad".

También se ha mostrado partidario de la flexibilidad en la atribución de funciones, un sistema, ha añadido, "muy eficaz que nos ha enseñado que ante la rigidez del actual modelo, si no establecemos mecanismos de flexibilización, no habremos aprendido mucho".

En relación a las críticas de los sindicatos por haber seleccionado al personal interino como primera opción de movilidad en el puesto de trabajo, ha asegurado que durante las reuniones celebradas dos días antes de la aprobación del decreto que contemplaba estas medidas, las organizaciones sindicales no habían planteado ninguna objeción.

A su juicio, la crisis del coronavirus ha servido para ver las carencias en cuanto a la organización del trabajo público, y se ha actuado "con rapidez".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD