05-05-2020 / 14:42 h EFE

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha anunciado que se está evaluando qué dotación mínima de equipos de protección debe albergar cada residencia de cara al otoño, no sólo por un posible rebrote de COVID-19 sino también para estar preparados ante cualquier situación que pueda generarse.

La consejera, en rueda de prensa telemática, ha explicado que en la actualidad se estudia cómo puede ser más operativo el grupo de trabajo que se organice para analizar el modelo residencial de personas mayores con la participación de partidos políticos, sindicatos, del diálogo social, ayuntamientos y diputaciones.

Mientras se pone en marcha esta iniciativa, distintos sectores han coincidido en las conversaciones mantenidas hasta ahora en que es necesario que los centros dispongan de una dotación mínima de equipos de protección de cara al otoño, ha manifestado.

Las medidas que ya se están abordando abarcan además el incremento de la formación para los profesionales y un mayor seguimiento con las aplicaciones informáticas, junto a un aumento de las medidas de inspección.

En relación con las residencias de la tercera edad intervenidas, Blanco ha explicado que está previsto que esas intervenciones se vayan levantando cuando esté totalmente controlada la situación del coronavirus en función de los informes sanitarios y de los servicios sociales, cuando digan que no hay casos y que el centro de que se trate está libre del virus.

Cuando se produzca esa situación, se podrá volver a la gestión ordinaria de los centros intervenidos, cuyas circunstancias se evaluarán de forma particular, según cada residencia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD