05-05-2020 / 14:42 h EFE

El consejero de Transportes, Ángel Garrido, ha pedido que no se "estigmatice" el transporte público y "perder el miedo" a usarlo, porque "para eso se han hecho obligatorias las mascarillas", aunque ha admitido que en algunas ocasiones "va a ser imposible" guardar la distancia interpersonal mínima de dos metros.

"Como la gente empiece a pensar que no se puede entrar porque ve una persona a un metro, estamos perdidos, y yo creo que en eso tenemos que esforzarnos todos", ha declarado Garrido en una comparecencia ante la comisión de su ramo de la Asamblea de Madrid.

Garrido ha recalcado que "en la desescalada va a ir incorporándose gente" a la red de transporte y que ello provocará "rupturas de la distancia que imaginábamos como perfecta", pero ha insistido en que resulta esencial "el uso de mascarilla" y un necesario "trabajo de pedagogía" por parte de las instituciones.

En este sentido, ha mostrado su disposición a "acometer un pacto por el transporte" y ha aplaudido la "colaboración institucional" en este sector durante la crisis sanitaria del coronavirus.

"Salvo problemas, a veces, operativos, de comunicaciones con poco tiempo (...) tengo motivos para confiar en el Ministerio", ha afirmado Garrido, que defiende diseñar un modelo de movilidad "consensuado".

Asimismo, ha alegado que los planes de desescalada tanto del Gobierno central como del autonómico van encaminados a reforzar el transporte público, por mucho que el mayor uso del vehículo privado haya "venido bien" en la fase más dura del confinamiento, cuando "no se podía tener saturación" en los transportes colectivos.

Por otro lado, Garrido ha dicho que, para afrontar los costes originados por la crisis sanitaria del coronavirus y poder "garantizar la seguridad y la salud pública", el Consorcio Regional de Transportes (CRTM) necesitaría añadir 243 millones de euros a su presupuesto para 2020, que asciende a 1.305,4 millones.

"No sabemos lo que va a ir pasando", ha advertido Garrido, quien ha precisado que en Metro ya se ha invertido "en torno a un millón de euros" con motivo de la pandemia, destinado principalmente a la compra de material como mascarillas o geles hidroalcohólicos.

Además, según ha anunciado Garrido, Metro de Madrid pretende realizar pruebas de COVID-19 de tipo PCR a sus empleados que hayan mostrado sintomatología compatible con la enfermedad o hayan tenido que pasar cuarentena, y dispondrá de test que se organizarán de "forma voluntaria" para "todos los trabajadores que lo precisen".

El consejero confía en que el transporte público reciba buena parte del fondo de reconstrucción de 16.000 millones de euros que el Ejecutivo central trasladará a las autonomías, y ha insistido en la necesidad de recibir cuanto antes la aportación de 126 millones de euros correspondiente a 2020 que el Gobierno debe dar al CRTM.

Pese a las estimaciones del CRTM, Garrido ha expresado su voluntad de mantener todos los proyectos de infraestructuras previstos en la actualidad, aunque ha reconocido que "va a ser complicado".

Por su parte, la oposición ha coincidido con el consejero en su llamamiento a alcanzar un pacto amplio para el sector y a evitar la "estigmatización" del transporte público.

El diputado socialista Agustín Vinagre ha tildado de "imprescindible" la consecución de "un gran acuerdo de todos los grupos políticos, agentes sociales y ayuntamientos" para que "el transporte público sea sinónimo de seguridad", que incluya, entre otras propuestas, "un abono social o algún tipo de devolución proporcional al tiempo usado del transporte".

Por parte de Más Madrid, la diputada María Acín ha subrayado el riesgo de "criminalizar el transporte público" si se vende como "un vector descontrolado de contagio" de COVID-19, y ha reclamado tanto al Gobierno central como al Ayuntamiento de la capital que aumenten sus aportaciones al CRTM para sufragar sus gastos extraordinarios.

El parlamentario de Vox Javier Pérez Gallardo ha apuntado que deben reforzarse las "labores de mantenimiento" en las carreteras, porque tras haber estado "bajo servicios mínimos" ahora "parece que vivimos en un país en guerra".

Y la portavoz adjunta de Unidas Podemos, Sol Sánchez, ha pedido "pensar soluciones para las horas puntas", así como "promocionar otras formas de viaje en los trayectos cortos" y evitar los mensajes "que inciten a un uso masivo del coche".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2022
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD