06-05-2020 / 12:00 h EFE

La Policía Nacional, en una operación conjunta con la Guardia Urbana, ha desarticulado una organización criminal que explotaba sexualmente a ciudadanas de origen asiático en locales de Barcelona y Sant Celoni (Barcelona), y ha detenido a seis personas, de las que dos han ingresado ya en prisión.

Según informa este miércoles la Policía Nacional en un comunicado, los detenidos están acusados de los delitos de trata de seres humanos, pertenencia a organización criminal, prostitución coactiva, contra los derechos de ciudadanos extranjeros y contra los derechos de los trabajadores.

De los seis detenidos en esta operación policial, todos ellos de nacionalidad china y de edades comprendidas entre los 40 y los 47 años, dos de ellos han ingresado en prisión, en concreto, los cabecillas de la trama.

La investigación policial, coordinada por el titular del juzgado de instrucción 21 de Barcelona y por la Fiscalía de extranjería, se inició en marzo de 2018 a raíz de una denuncia recibida a través del Servicio de Atención a las Víctimas de Trata de Seres Humanos.

Esta denuncia puso en conocimiento de las autoridades la existencia de un local ubicado en el Eixample derecho de la capital catalana, donde estarían ejerciendo la prostitución ciudadanas asiáticas y en el que se podría estar cometiendo algún acto ilícito relacionado con la trata de seres humanos.

Gracias a la información facilitada en la denuncia, se pudo encontrar un nexo de unión entre varios locales que estarían controlados por una misma trama criminal.

En concreto, cinco de estos locales se ubicaban en las zonas de L'Eixample y Sant Martí de Barcelona, mientras que otro operaba en la localidad barcelonesa de Sant Celoni.

En la desarticulación de esta organización ha sido clave la declaración de un testigo protegido, ya que la investigación ha sido especialmente compleja debido al hermetismo de los grupos criminales de origen asiático, quienes ejercen un férreo control sobre las víctimas.

En 2019, esta testigo protegida relató a los investigadores cómo fue trasladada desde su país a España, tras ser engañada con una falsa promesa de trabajo, para finalmente verse forzada a ejercer la prostitución en un local situado en el distrito de Sant Martí de Barcelona.

Las mujeres, captadas en las zonas más humildes de Asia, eran obligadas a ejercer la prostitución en condiciones de semiesclavitud y debían tener una disponibilidad permanente, los 365 días del año.

Para acrecentar su situación de indefensión, las víctimas rotaban continuamente entre los diferentes inmuebles que controlaba la organización, por lo que muchas veces no eran conscientes de dónde estaban al no tener apenas contacto con el exterior.

En esta operación, la Policía Nacional ha identificado a doce potenciales víctimas, y ha intervenido casi 30.000 euros en efectivo, así como numerosa documentación relacionada con los actos ilícitos investigados.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD