06-05-2020 / 17:41 h EFE

El Colegio de Arquitectos de Baleares (COAIB) ha pedido este miércoles a las administraciones locales de las islas que se reorganicen y se doten de los recursos necesarios para agilizar la tramitación de las licencias de obras, para que la renovación urbana y las reformas ayuden a la recuperación económica.

La entidad ha propuesto en un comunicado una recuperación económica tras la crisis sanitaria por la COVID-19 basada en la renovación urbana y pide "políticas públicas que impulsen planes e incentivos para el acceso a una vivienda que tenga en cuenta la eficiencia energética y la accesibilidad", ha reivindicado la decana del COAIB, Marta Vall-llossera.

El COAIB destaca el "potencial incomparable" para crear nuevos empleos de la rehabilitación, la regeneración y la mejora de la sostenibilidad del parque edificado y también de la renovación urbana, por lo que pide inversiones públicas para ejecutar mejoras del espacio público y de la red de infraestructuras.

En Baleares, el 56 % de las viviendas se construyeron antes de la década de los 80, por lo que la decana del COAIB pide "que las intervenciones vayan encaminadas a que el edificio pueda tener una segunda vida, incorporando mejoras en su habitabilidad, accesibilidad y eficiencia energética".

Entre las medidas para impulsar el sector, el COAIB advierte de que uno de los problemas es "la demora crónica" en la tramitación de las licencias por parte de las administraciones locales.

En Baleares, el retraso acumulado medio es de 16 meses en la concesión de licencias cuando, por ley, no deberían exceder los tres meses.

Por islas, la media del retraso es de 13 meses en Menorca, 16 en Mallorca y un inconcebible plazo de 30 meses en Pitiusas.

El COAIB reivindica una estrategia general que simplifique normativas y las dote de la visión integral, y que la administración local se reorganice, porque "los tiempos dilatados perjudican a todos los agentes del sector y no fomentan las buenas prácticas", explica Vall-llossera.

La entidad colegial llama la atención sobre el hecho de que, durante la crisis sanitaria, algunos ayuntamientos han logrado reducir esos tiempos de tramitación, y entre ellos cita los de Palma, Calvià, Marratxí y Alcúdia.

Un estudio del impacto de la COVID-19 entre los arquitectos colegiados de Baleares indica que el 90 % de los profesionales cree que, en promedio, sus ingresos caerán alrededor del 40 % en relación con los de 2019, porque prevén que la carga de trabajo baje a la mitad.

Para reactivar el sector de la construcción, con los objetivos de garantizar el derecho universal a la vivienda y la rehabilitación y renovación urbanas, el colegio balear de arquitectos se suma a las propuestas remitidas al Gobierno por el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD