08-05-2020 / 19:10 h EFE

El capitán del Betis, Joaquín Sánchez, se congratuló de la inminente vuelta al trabajo, prevista para este domingo tras someterse la plantilla a pruebas médicas y test de detección de coronavirus, y destacó que "el fútbol siempre ha sido una terapia de ilusión y autoestima para los momentos difíciles".

Joaquín admitió, en declaraciones a los medios del club, que estos casi dos meses de confinamiento por la pandemia han sido una situación "difícil, dura y extraña, no por quedarte en casa, sino por la cantidad de gente que desgraciadamente nos ha dejado, por esos familiares, por la tristeza que hemos vivido en este país", recalcó.

"Si te dicen esto hace cuatro o cinco meses, no te lo puedes ni imaginar y le hubieras dicho que está chalado al que te lo hubiera contado. Lo hemos tenido que pasar y hay que sacar fuerzas, tirar hacia adelante y que vuelva un poco la cosa a la normalidad", dijo.

Con la vuelta a los entrenamientos, primero de forma individual y con "toda la precaución y el control que tiene que haber", y después a la competición, según el extremo bético, el fútbol puede ilusionar a la ciudadanía, "no para olvidarse de los problemas, pero sí para intentar por un momento disfrutar un poco".

"Ojalá podamos volver a jugar, que la gente se ilusione, y cuanto antes podamos ver los campos llenos. Eso significará que se ha acabado toda esta pesadilla, que es lo que todos deseamos", afirmó.

El jugador de El Puerto de Santa María (Cádiz) asumió que, aunque le entristece por todo lo que supone, ahora deberán jugar sin público y "va a ser una manera de recordarte todo lo que ha pasado y toda la gente que ha fallecido", por lo que deseó que "cuanto antes" se puedan "llenar los campos" siempre que se pueda garantizar la salud de todos.

Sobre el retorno al trabajo, reconoció que, después de "casi dos meses metidos en casa entrenando" para tratar de "no perder la forma física", se agradece ver "un poquito de luz al final del túnel" y "ver a los compañeros, aunque no puedas saludar ni tocar".

"Lo vives con un poco de añoranza, porque no esperas algo así. Nos fuimos abrazando a la gente y volvemos con un control máximo, de intentar no cruzarte con nadie. Es triste porque ves que no eres libre, una sensación complicada, pero es lo que toca y esperemos que en el menor tiempo posible se vuelva a la normalidad", indicó.

El capitán verdiblanco, de 38 años, recalcó que "echa mucho de menos el césped, el balón, el contacto, lo que llevas haciendo durante toda tu vida", y que, aunque volverán con todas las medidas de prevención, está "deseando hacer lo que te hace disfrutar: las pachanguitas, el uno contra uno, y coger el nivel de competición".

Añadió que, después de que justo antes del parón hicieran "un grandísimo partido contra el Madrid", en las once jornadas que quedan tienen que tener "en mente" la idea de "sumar lo máximo posible" para "intentar por todos los medios alcanzar esa zona europea, que está claro que es difícil".

"Jugar y saber competir cada tres días requiere una máxima exigencia física y mental, que creo que va a ser más importante. Vamos a arrancar con el partido más bonito que pueda haber, el derbi contra el Sevilla, y va a ser un plus de moral importante si lo sacamos adelante para acabar dentro del objetivo", subrayó Joaquín.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD