10-05-2020 / 16:20 h EFE

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha asegurado este sábado que la Junta evaluará plantear criterios menos restrictivos en la desescalada del confinamiento siempre y cuando se evite la transmisión comunitaria del coronavirus.

Mañueco ha avanzado esta posible opción en rueda de prensa telemática tras la reunión de los presidentes autonómicos con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por videoconferencia, para analizar la situación generada por la pandemia del COVID-19.

"Si no hay rebrotes, nuestras propuestas serán cada vez mas ambiciosas de forma progresiva", ha adelantado el presidente de la Junta, quien ha matizado que ya no se considerará imprescindible un número de casos cero si los que se han detectado están controlados con las medidas correspondientes.

Fernández Mañueco ha recalcado que el Gobierno de Castilla y León mantiene su apuesta por la prudencia y la sensatez, no por las prisas, en la desescalada del confinamiento, en la que debe primar la salud y la vida de las personas.

Ha expresado su comprensión hacia el interés de distintos sectores por avanzar rápido en este proceso, a la vez que ha llamado la atención sobre que el coronavirus se encuentra "con una incidencia amplia" en zonas de Castilla y León.

Sobre quienes piden que la Junta asuma riesgos para acelerar el proceso, ha reclamado que piensen en sus seres queridos, familiares y amigos y que se pregunten si ese impulso anímico acaso justifica que se ponga en peligro a los demás.

"No vamos a poner en riesgo a las personas en Castilla y León por ir más deprisa", ha resumido.

Para el presidente de la Junta, ser prudentes al principio del deconfinamiento conllevará evitar tener que frenar a mitad de camino.

Ha subrayado que un paso en falso sería "terrible" y pondría en peligro muchas vidas y también en situación comprometida a sectores sanitarios, económicos y sociales.

Fernández Mañueco ha insistido en apelar a la conciencia individual, a la responsabilidad colectiva y a la necesidad de tener paciencia y ha explicado que las decisiones de la Junta se guían por criterios técnicos, por datos epidemiológicos, sanitarios y lo que recomiendan los expertos.

El Gobierno autonómico está analizando la evolución del coronavirus a diario para poder añadir las propuestas de incorporación a la siguiente fase de la desescalada en un futuro y ha insistido en que la mejor referencia para avanzar son las zonas básicas de salud, no las provincias.

Ha agregado en este sentido la importancia de la labor en Atención Primaria, de Ayuntamientos y Diputaciones para controlar el número de casos de COVID-19, identificar la trazabilidad, aislar a los afectados y evitar que surjan más contagios.

El presidente de la Junta ha situado el sistema sanitario de Castilla y León entre los mejores de España, con capacidad para afrontar con seguridad la transición no sólo en el ámbito autonómico en general sino también en cada provincia.

Para abordar el proceso de desescalada se incluirá el análisis del impacto de la situación epidemiológica en cada territorio, los recursos en centros de salud y hospitales de referencia, cuestiones demográficas, la actividad socioeconómica y la movilidad en cada territorio, ha especificado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD