11-05-2020 / 13:41 h EFE

Tras semanas sin poder realizar numerosas actividades que implicaban salir de casa y acudir a un local con más personas, la entrada en vigor este lunes de la fase 1 ha abierto la veda para prácticas ligadas a la salud y el ejercicio físico.

Es lo que ha sucedido esta misma mañana en el centro 'Suma' de entrenamiento personal, en la capital almeriense, dónde desde primera hora los usuarios han vuelto a retomar sus rutinas con diferentes objetivos, tal y como explica a Efe su gerente, José Ramos.

"Llevamos a cabo todas las medidas de higiene indicadas por el Ministerio de Sanidad, entrenando a un cliente por entrenador. Todas las medidas de limpieza se realizan antes y después", asegura.

Justo antes de realizar estas declaraciones, Ramos y su compañero Alejandro Rodríguez han concluido una sesión con dos clientas de edad avanzada por lo que, hasta la llegada del siguiente usuario, toca desinfectar.

"Estamos utilizando peróxidos para la limpieza de equipamientos y máquinas, un detergente desinfectante que dura 24 horas para la limpieza de los suelos, y los clientes se limpian las manos con gel hidroalcohólico, todo se sigue a rajatabla", manifiesta.

Una labor que se repite al abrir el centro, antes de que los usuarios se pongan en marcha y después de acabar, por lo que los preparadores dejan un espacio mínimo de quince minutos entre cita y cita para hacerlo todo "a la perfección".

Ramos y Rodríguez son licenciados en Ciencias de la Actividad Física y tienen la especialización en entrenamiento personal, y trabajan con "todo tipo de personas, desde aquellas que quieren salud y bienestar, a deportistas de alto rendimiento", o aquellos que padecen alguna lesión.

Un amplio espectro que incluye a deportistas profesionales muy jóvenes a personas incluso de "más de 90 años", que tienen "todos los objetivos posibles".

Antes del coronavirus, los entrenamientos se efectuaban de forma individual, por dúos o tríos y con grupos reducidos de hasta seis personas, creando un "traje a medida" para ellos en el que se busca la "excelencia" física.

Llegó entonces la cuarentena por la COVID-19 y tocó cerrar las puertas, pero la actividad no cesó. Todo ello porque ya en la última semana de marzo estos preparadores decidieron que era el momento de agradecer a sus clientes y hacer uso de Internet.

De esta forma, durante este tiempo de cierre forzoso, han seguido entrenando a través de la red de redes a sus usuarios, con clases grupales de hasta cien personas, pero también individuales.

"Hemos querido, como generadores de la actividad física, de un estilo de vida saludable, que siguiera dicho estilo activo de vida y aportar nuestro granito de arena en esta situación tan dura", revela Ramos.

Todo hasta llegar al día de la reapertura. "He venido de mi casa con ganas y una ilusión impresionante. Tenemos prácticamente toda la mañana y toda la tarde con clientes. De momento sólo son individuales, las grupales, tríos y dúos siguen por Internet, pero están respondiendo a las mil maravillas", dice.

Así, la jornada se torna alegre para los entrenadores y los usuarios, una "gente maravillosa" que por fin puede retomar una actividad que, más allá del ocio, es salud para ellos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD