11-05-2020 / 13:50 h EFE

id, 11 may (EFECOM).- Hyundai prevé cerrar el año con una caída de ventas en España del entorno del 33 %, frente al desplome de entre el 45 y 50 % que se calcula para el sector, gracias a su menor dependencia del canal de alquiladoras, lo que le permitirá elevar su cuota de mercado en medio punto, hasta el 5,5 %.

En rueda de prensa telemática, el director general de Hyundai España, Leopoldo Satrústegui, ha explicado que aunque es muy pronto para hacer previsiones y que para ser más exactos habrá que ver cómo evoluciona el mercado en los próximos meses, prevén cerrar el año con unas 40.000 unidades vendidas, frente a las más de 60.000 vendidas en 2019.

Así, su caída estaría por debajo de la estimada para el conjunto del mercado por la asociación de fabricantes Anfac, que prevé que el año cierre con descensos de entre el 45 y del 50 % si el Gobierno no aprueba ayudas a la compra para incentivar la demanda.

Este mejor comportamiento le permitirá elevar su cuota al 5,4 o 5,5 %, frente al 5,2 % previsto para 2020. En 2019, cerró como novena marca más vendida de España y una cuota del 5 %.

Según Satrústegui, la marca surcoreana caerá menos que la media apoyada en los lanzamientos comerciales previstos para el último trimestre, así como en su menor dependencia de las ventas a empresas de alquiler de vehículos, que, dado que su actividad está ligada al turismo, "van a sufrir mucho" (la caída prevista de este canal llega al 70 %).

La compañía sólo vende unas 5.000 unidades al canal de rent a car y casi la mitad de las entregas previstas para este año se hicieron antes de Semana Santa, ha añadido

Además, Hyundai lanzará en España una serie de iniciativas con las que espera animar las ventas, como, por ejemplo, dar a los compradores la posibilidad de devolver el vehículo durante doce meses en caso de perder el empleo, así como ofrecer un seguro por desempleo o financiación a cero interés para las reparaciones no incluidas en la garantía.

Satrústegui ha confiado en que el Gobierno atienda a la petición del sector de un plan de ayudas directas a la compra de automóviles, así como sustituir el impuesto de matriculaciones por un impuesto al uso.

"Soy optimista y espero que en próximas semanas o meses pueda haber algo. Es fundamental que se apoye a un sector que genera el 10 % del PIB y el 9 % del empleo", ha dicho el directivo, quien ha pedido al Ejecutivo que cuente con las empresas para diseñar los planes para la reactivación porque "son las que tienen que tirar del carro para salir de ésta".

España, ha recordado, es el segundo productor de coches de Europa, por detrás de Alemania, a pesar de que no cuenta con ningún fabricante nacional y, si quiere mantener ese puesto, el Gobierno tiene que demostrar que se toma en serio al sector.

Si se aprueban finalmente ayudas a la compra y estas se pueden pedir para todo tipo de tecnología, incluidos los motores de combustión, el mercado podría recuperar entre 2021 y 2022 los niveles de 2019, según el ejecutivo, quien ha lamentado que incluso en fase 1, los concesionarios de más de 400 metros sólo puedan abrir con cita previa.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD