11-05-2020 / 18:30 h EFE

El 39% de los empresarios familiares de Castilla y León afectados por la crisis ha optado por no solicitar un ERTE y sostener la situación por sus propios medios, según un sondeo que refleja además un incremento del descontento con las medidas de las administraciones ante la crisis del COVID-19.

En la última encuesta de la asociación Empresa Familiar de Castilla y León, dada a conocer este lunes, el 39% de los empresarios familiares afectados por la crisis ha optado por no solicitar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) y sostener la situación por sus propios medios.

Pero aumenta el porcentaje de empresarios que aboga por una ampliación de los plazos de tramitación de los ERTES, ya que ahora es una medida reclamada por el 61% de los encuestados frente al 51% de los que la solicitaban en la anterior encuesta realizada el pasado 17 de abril.

El sondeo entre los asociados de Empresa Familiar refleja también un incremento en el descontento empresarial con las medidas adoptadas por las administraciones para hacer frente a la crisis, ya que el porcentaje de empresarios que las considera insuficientes se sitúa ahora en el 95,5%, subiendo 2,5 puntos en el caso del Gobierno central y 4 puntos en el caso de la Junta de Castilla y León.

El nuevo sondeo muestra que ha subido en 2 puntos la apuesta de los empresarios por una mejora de la fiscalidad, que ahora es necesaria para el 82% de los encuestados, aunque baja 4 puntos el porcentaje de los que abogan por una mayor financiación y liquidez (70%).

Con todo, la nueva encuesta refleja un incremento en el descontento empresarial con las medidas adoptadas por las administraciones para hacer frente a la crisis, ya que el porcentaje de empresarios que las considera insuficientes se sitúa ahora en el 95,5%, subiendo 2,5 puntos en el caso del Gobierno central y 4 puntos en el caso de la Junta de Castilla y León.

En ambos casos, los empresarios siguen otorgando un rotundo suspenso a la actuación de las dos administraciones, que califican con un 1,9 en el caso del Gobierno central y con un 3,2 en el del Ejecutivo regional (la nota fue de 1,8 y 3,7, respectivamente, en el anterior sondeo).

No obstante, en lo que sí se muestran mayoritariamente de acuerdo, con un 61% de respuestas positivas, es en la decisión de la Junta de Castilla y León de no solicitar el pase a la Fase 1 del desconfinamiento.

Al igual que en el anterior sondeo, el 91 por ciento de las empresas reconoce que sigue estando afectada negativamente por la pandemia, situación que, en el 79% de los casos, ha originado una reducción de la plantilla de hasta el 40%, 2 puntos más que en la anterior encuesta.

Y a pesar de ello, mejora ligeramente la situación de las empresas encuestadas, ya que se incrementa hasta el 37% el porcentaje que actualmente opera con normalidad (frente al 21% que afirmaba estar en esa situación en el anterior sondeo), y baja en 2 puntos el porcentaje de empresas que tiene parada total o parcialmente su actividad, situándose ahora en el 34%.

También mejoran las perspectivas de los empresarios sobre la situación tras la crisis, ya que baja 7 puntos el porcentaje que cree que el empleo se recuperará con niveles inferiores a la irrupción de la pandemia o se mantendrá con la caída actual, situándose ahora en el 73%, y sube al 27% el que opina que se recuperará a niveles anteriores.

Asimismo, también mejoran ligeramente las previsiones de las empresas sobre la evolución de sus ventas tras la crisis, ya que se reduce en 6 puntos el porcentaje que cree que lo hará con niveles inferiores (72%) y en un punto los que creen que no se recuperarán (13%).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD