12-05-2020 / 13:11 h EFE

Los ingresos hospitalarios de pacientes psiquiátricos se han ralentizado debido al miedo a la pandemia y por las condiciones del confinamiento durante los meses de marzo y abril, pero han repuntado desde principios de mayo, ha explicado el jefe de psiquiatría del Hospital de Sant Pau, Enric Álvarez.

En declaraciones a TV3, Álvarez ha señalado que muchos pacientes han sobrellevado sus patologías desde casa, pero estas tienen un límite y cuando los afectados no pueden más han acudido al hospital, lo que explica el crecimiento de ingresos en psiquiatría la primera semana de mayo.

En este sentido, en el Hospital de Sant Pau la media diaria de ingresos en psiquiatría fue de dos personas en marzo y abril y diez la primera semana de mayo.

Enric Álvarez ha destacado que los pacientes que estaban "bien compensados" no les ha pasado casi nada y solo han requerido pequeñas modificaciones en la medicación, mientras que los que han empeorado más son aquellos que necesitan cambios continuamente y que tienen síntomas de forma regular.

Respecto a las consecuencias del confinamiento, ha explicado que no afectan por igual a todas las personas, aunque previsiblemente las más introvertidas, con poco contacto social y escasa expresión emocional, se acomodarán a esta nueva situación y luego tendrán dificultades para salir.

Ha indicado, por otro lado, que aquellas más extrovertidas, muy expresivas, con contacto social y familiar consolidado, desearán salir antes y hasta pueden llegar a saltarse alguna instrucción de las autoridades sanitarias.

Por su parte, el director del Plan de Acción de Salud Mental y Adicciones, Jordi Blanch, ha afirmado también, en declaraciones a TV3, que durante estas últimas semanas ha crecido más la ansiedad que la depresión y ha enfatizado que la primera es una enfermedad que puede aparecer en cualquier persona debido a la incertidumbre actual y puede producir insomnio o irritabilidad.

Blanch ha mostrado su preocupación por el hecho de que parte de la recuperación de personas con enfermedades mentales se ha visto interrumpida al perder la rutina del día a día o al no poder ir a los centros especiales de trabajo.

Por otro lado, ha destacado el papel de las familias que viven con personas con enfermedades mentales como vector de contención, aunque se ha mostrado angustiado por el hecho que la futura crisis económica altere este apoyo familiar.

Por último, ambos han coincidido en el estigma o autoestigma que existe entre el personal sanitario para pedir ayuda psicológica y psiquiátrica, aunque hay síntomas y evidencias de que estos profesionales padecen ansiedad o estrés y que, tras una situación como la que están viviendo, pueden sufrir estrés postraumático.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD