12-05-2020 / 14:51 h EFE

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) prevé que la próxima semana todos los centros de salud de la red estén en condiciones de realizar test PCR a pacientes con síntomas de haberse contagiado de la COVID-19 tras las dificultades logísticas para poner en marcha ese proceso iniciado el pasado lunes.

Según ha señalado en rueda de prensa la gerente del Sespa, Concepción Saavedra, esta nueva fase en la lucha contra la pandemia requiere "un gran ejercicio de coordinación y organización" en el que ha habido problemas con la distribución del material lo que ha permitido ponerla en marcha únicamente en algunas áreas sanitarias.

"Hay que mover a toda una estructura sanitaria y somos muchos, cambiar horarios, vehiculizar muestras....", ha señalado Saavedra tras recordar que las pruebas comenzarán a realizarse además a todos los pacientes que ingresen en un hospital o los que acudan para someterse a intervenciones quirúrgicas o pruebas invasivas.

Las muestras deberán ser trasladadas para la realización de las pruebas a los laboratorios de cuatro hospitales -HUCA, Cabueñes, San Agustín y Álvarez Buylla- de forma paralela a la puesta en marcha de la nueva fase de desescalada, "más complicada y crítica" dado que será necesario retomar la actividad asistencia aplazada por la pandemia.

El sistema sanitario, en el que convivirán pacientes con COVID-19 con los afectados por otras patologías, deberá estar preparado para retomar su actividad ordinario, pero también para "una respuesta inmediata y retomar la situación previa" en caso de un posible rebrote.

Según Saavedra, el Sespa mantendrá o aumentará las contrataciones realizadas por la pandemia y seguirá promoviendo la actividad asistencial a distancia, pero el retorno a la actividad normal determinará también un incremento de la ocupación de los hospitales.

En ese contexto se sitúa, ha apuntado, la posibilidad de recurrir a equipamientos extrahospitalarios como el habilitado el recinto ferial Luis Adaro de Gijón -el denominado H144, por el número de camas disponibles-, al que se derivarán pacientes con síntomas leves o que han pasado la fase de ingreso y no pueden estar aislados en su domicilio.

"La convivencia con la COVID19 va a ser a largo plazo", ha apuntado la gerente del Sespa, que ha reiterado la necesidad de que quieren tengan tos, fiebre o dificultades respiratorias no acudan a centros sanitarios y utilicen los teléfonos habilitados -984 100 400 y 900 878 232, además del 112- para ser informados de la atención que requieren.

Además, en el interior de los hospitales ha comenzado ya a permitirse el acompañamiento a los pacientes ingresados para los no afectados por el nuevo coronavirus que se limitará a una persona que realizará un circuito de entrada al centro para estar en la habitación en un horario determinado y provisto de un equipo de protección.

Esta posibilidad no se autorizará si el acompañante solicitado por el enfermo tenga síntomas de COVID-19 y, en el caso de los pacientes afectados por el nuevo coronavirus, se mantendrán como norma general los contactos por vías telemáticas salvo en los casos de menores de edad, dependientes, embarazadas o parturientas, personas afectadas por demencias o en aquellos casos en que estén sometidos ya a cuidados paliativos.

La nueva reorganización del sistema de atención sanitaria mantendrá por el momento la reagrupación de los centros periféricos llevada a cabo al inicio de la pandemia a la espera de llevar a cabo una reapertura gradual de los consultorios locales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD