12-05-2020 / 16:41 h EFE

El Ayuntamiento de Pamplona estima que dejará de ingresar hasta junio de este año 6,7 millones de euros e incrementar el gasto anual en 2,2 millones de euros como consecuencia de la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

Estas cifras han sido facilitadas por la concejala delegada de Servicios Generales, María Echávarri, en la comisión de Presidencia, en la que se ha apuntado la dificultad de aportar estimaciones reales debido a la incertidumbre existente en cuanto a la puesta en marcha de los distintos sectores económicas y a las normativas pendientes por parte del Estado y el Gobierno Foral.

El Área de Hacienda, según informa el Consistorio, ha calculado una disminución de ingresos de 2,1 millones de euros mensuales, que alcanzarían la cifra de 6,1 millones hasta el 30 de junio.

A esa cantidad se sumaría la reducción de los pagos de las familias de Escuelas Infantiles que es de 153.000 euros mensuales, con una suma de 535.500 euros, lo que eleva la cifra a 6,6 millones.

También se señala en la disminución de ingresos el aplazamiento de impuestos que ha supuesto 30 millones de euros en estos primeros meses del año.

La caída de ingresos podría verse compensada en parte, según la concejala, con una subvención extraordinaria del Gobierno Foral de 176.000 euros. También podrían recibir una cantidad todavía sin determinar del fondo extraordinario de 25 millones de euros publicado en BON pero que no se ha materializado en Ley Foral.

De forma paralela, se ha producido un aumento de gastos que se han calculado para todo el año en 2,1 millones de euros, especialmente en el Área de Servicios Sociales, donde se estima un aumento de entre 1,8 y 2 millones de euros, principalmente en atención a personas sin hogar (675.000 euros) y en ayudas de emergencia (473.000 euros).

A esos se unen otros previstos para el plan de desescalada que ascienden a 300.000 euros y que incluyen, por ejemplo, la adquisición de licencias y la asistencia técnica relacionada con el teletrabajo (113.000 euros) y en equipos de protección EPI, en los que está previsto invertir 90.000 euros.

La concejala ha avanzado que las fuentes de financiación para futuras modificaciones presupuestarias suman 20,6 millones provenientes del superávit presupuestario de 2019 (13,2 millones de euros), subvención del Gobierno Foral para ayudas a la emergencia (0,18 millones) y remanente de tesorería para gastos generales y ahorros producidos en las áreas por la no ejecución de programas (7,22 millones).

Esa financiación se destinará principalmente al I Plan de Medidas COVID-19 (5,1 millones) y obligaciones pendientes del ejercicio anterior (4 millones de atraso del pago del grado al personal municipal, facturas pendientes de indemnizaciones y cuotas de urbanización).

A ello se suma el déficit de gastos de personal ya que se aprobó prórroga presupuestaria pero el Gobierno de España marcó una subida salarial de 2 % (2,3 millones) o Inversiones Financieramente Sostenibles y reducción de deuda (8,4 millones de euros), pendiente de su regulación.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD