12-05-2020 / 17:11 h EFE

El largo proceso judicial iniciado por la asociación GuraSOS contra la incineradora de Gipuzkoa ha obligado al TSJPV a plantear una cuestión de constitucionalidad ante el TC, a raíz de la eventual legitimación de este colectivo para recurrir la autorización ambiental del proyecto.

Aunque la incineradora ya ha sido levantada y se encuentra en fase de pruebas después de que el TSJPV tumbara múltiples recursos judiciales de GuraSOS demandando su paralización cautelar, uno de estos asuntos aún sigue vivo ante este tribunal.

En concreto, se trata de un recurso presentado en diciembre de 2016 contra la Declaración de Impacto Ambiental Integrada (DIAI) y la Autorización Ambiental Integrada (AAI) concedidas al proyecto por el Gobierno Vasco y que la citada asociación entendía que habían caducado.

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco admitió a trámite este recurso, pero ya en 2017 rechazó paralizar cautelarmente la incineradora, aunque sin entrar en el fondo del asunto que ha continuado su desarrollo procesal hasta la actualidad, cuando el TSJPV ha tenido que pronunciarse sobre la legitimación de GuraSOS para sostener la causa.

A este respecto, el tribunal explica, en un auto al que ha tenido acceso EFE, que el artículo 3.4 de la Ley 3/1998 de Protección del Medio Ambiente del País Vasco "no exige ningún requisito para el ejercicio de la acción pública en esta materia, a las personas jurídicas sin ánimo de lucro", como en el caso de GuraSOS.

No obstante, aclara que la aplicación de esta normativa en este caso pudiera ser contraria al articulado de la Constitución que "establece la competencia exclusiva del Estado sobre legislación procesal" en asuntos como los derechos de acceso a la información, de participación pública, y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente, y que "reconoce la acción popular en asuntos medioambientales a las personas jurídicas sin ánimo de lucro" que "se hubieran constituido legalmente al menos dos años antes" de su personación en la causa.

El auto recuerda, a este respecto, que GuraSOS se constituyó el 7 de mayo de 2016, por lo que "no cumpliría con la previsión establecida", al haber sido creada "con posterioridad" a las resoluciones de autorización medioambiental que pretende recurrir, adoptadas en marzo y abril de aquel mismo año.

Por estos motivos, el TSJPV decide elevar la cuestión al Tribunal Constitucional, puesto que si se aplicara a este caso la normativa autonómica "permitiría" a GuraSOS continuar con su recurso, algo que no sucedería de tener en cuenta la legislación estatal.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD