13-05-2020 / 15:41 h EFE

El Ayuntamiento de Vallirana (Barcelona) ha empezado los trabajos para conectar el depósito de agua situado en el Polígono Industrial con el Pou Nou para poder suministrar agua potable a los cerca de 6.000 vecinos que llevan tres semanas sin, por la turbidez del agua procedente de otro pozo.

En un comunicado, el consistorio ha explicado que está trabajando para que estas interconexiones sean operativas lo más pronto posible y que, mientras tanto, seguirá abasteciendo de agua potable a los vecinos de las seis urbanizaciones afectadas con los dos camiones cisterna que ha habilitado desde el pasado 21 de abril, cuando se detectó este problema a raíz de las fuertes lluvias de aquellos días.

Asimismo, ha señalado que los últimos días los niveles de turbidez han bajado "considerablemente" y que, además de los contactos diarios con Aqualia, la compañía distribuidora, para conocer el estado del agua en el pozo, los depósitos y la red, también se están haciendo comprobaciones "in situ" en las viviendas.

El consistorio ya explicó que debido a la profundidad del pozo del Polígono Industrial, que se encuentra a unos 300 metros bajo tierra, no se ha podido determinar la causa del problema y subrayó que desde 2015 reclaman a la Agencia Catalana del Agua (ACA) la conexión con la red de agua del Ter-Llobregat.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD