14-05-2020 / 18:32 h EFE

La Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a siete años y seis meses de cárcel a un joven por abusar sexualmente de su hermana de manera continuada durante unos dos meses, aprovechándose de la realización de confianza y cariño surgida entre ellos desde que se reencontraran en marzo de 2018.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, lo considera responsable de un delito continuado de abusos sexuales con acceso carnal y la agravante de prevalimiento por parentesco, por el que además de la pena de cárcel se le impone la prohibición de aproximación a su hermana a menos de 500 metros y a comunicarse con ella por un periodo de 12 años.

A esto se suma la medida de libertad vigilada por 6 años, que se ejecutará con posterioridad a la pena privativa de libertad.

Asimismo, se acuerda el efectivo cumplimiento de la totalidad de la pena de prisión impuestas así como la sustitución de esta por la pena de expulsión del territorio español para el caso de que acceda al tercer grado o se le conceda la libertad condicional, no pudiendo regresar a España en un plazo de diez años, contados desde la fecha de su expulsión.

En concepto de responsabilidad civil ha de pagar la cantidad de 8.000 euros a la menor, a través de sus padres y representantes legales.

Se considera probado que el acusado ha vivido en Ecuador desde pequeño y a mediados del mes marzo de 2018, cuando contaba con 19 años, llegó a España para visitar a sus padres y hermanos que residían aquí desde el año 2009.

Aproximadamente desde esa fecha, el procesado entabló con su hermana, por entonces de 12 años, una relación de confianza y cariño, pues ambos hermanos nunca se habían tratado por la distancia.

Prevaliéndose de dicha relación y de ser su hermano mayor, una noche, al poco de llegar a España, propuso a su hermana dormir juntos y durante la madrugada, con intención de satisfacer sus deseos sexuales comenzó a besarla mientras estaba dormida, a tocarla y bajarle la ropa para, posteriormente, masturbarse hasta eyacular.

A partir de ese primer hecho y hasta principios de mayo de 2018, el procesado aprovechando los momentos que estaban solos en casa, realizaba tocamientos a su hermana en zonas intimas, la besaba, o practicaba con ella sexo oral.

En alguna ocasión le puso una película de contenido pornográfico, cuyas imágenes él pretendía reproducir después cuando mantenía relaciones sexuales con ella las cuales se producían durante casi todos los días.

La menor contó lo sucedido a su madre y ésta interpuso denuncia ante la Guardia Civil.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD