15-05-2020 / 15:50 h EFE

El sindicato italiano Unión Sindical de Base (USB )convocó una huelga de jornaleros el próximo 21 de mayo al considerar insuficiente la regularización de los temporeros migrantes aprobada por el Gobierno, pues cree que la medida deja desprotegidos a muchos trabajadores.

El Ejecutivo aprobó el pasado día 12 una regularización de migrantes jornaleros y cuidadores domésticos para permitir su acceso a un permiso de residencia temporal y paliar así la falta de mano de obra provocada por la crisis del coronavirus.

La Unión Sindical de Base (USB) cree que "el Gobierno ha decidido preocuparse de la verdura que puede echarse a perder en los campos y no de los derechos de las personas", según un comunicado.

La principal crítica de los jornaleros es que "la regularización está subordinada al uso de trabajadores en determinados sectores, excluyendo muchos otros", según afirma el líder sindical y activista Aboubakar Soumahoro, en un vídeo publicado en redes sociales.

Además, denuncian que la medida solo proporcione un permiso de residencia a aquellos que tuvieran este documento caducado desde el 31 de octubre del año pasado.

Y excluye a muchos migrantes que acabaron en situación irregular por una ley de finales de 2018, impulsada por el entonces ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, y que suspendía la causa de "protección humanitaria" para solicitar asilo.

También lamentan que el permiso de residencia esté subordinado a un contrato de trabajo, "exponiendo a los trabajadores a cualquier forma de explotación", según Soumahoro.

Fuentes del sindicato explican que todavía no se conoce qué acciones de protesta acompañarán a la huelga, debido a las limitaciones de reunión y movimiento que impone la situación de emergencia en Italia por el coronavirus.

Según varios estudios, la regularización afectaría a unas 500.000 personas (200.000 cuidadores y amas de casa y 300.000 trabajadores agrícolas) y aportaría 2.600 millones de euros por año a las arcas estatales.

El objetivo del Gobierno con esta medida, impulsada por la ministra de agricultura, Teresa Bellanova, es hacer frente a la economía sumergida en los campos y suplir la mano de obra necesaria en el campo tras las limitaciones impuestas por el virus, que hizo que miles de temporeros del este de Europa no pudieran ir a Italia.

"Desde hoy los invisibles serán menos invisibles, quienes fueron brutalmente explotados en los campos podrán acceder a un permiso de residencia", anunció entre lágrimas Bellanova, quien fue jornalera de joven.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD