15-05-2020 / 16:20 h EFE

Los centros residenciales de infancia serán los primeros en retomar las visitas, que serán posibles una vez el municipio en el que se encuentren entre en la fase 1 de la desescalada, y el equipo directivo se encargará de programarlas, mediante cita previa y atendiendo un máximo diario del 20 por ciento de residentes.

La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha elaborado sendas resoluciones para regular el proceso de desescalada en los recursos, instalaciones y servicios de los sectores de infancia y adolescencia, y en los de diversidad funcional y salud mental, donde la visitas serán posibles a partir de la fase 2.

Las dos resoluciones, publicadas en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), se han trabajado con la Conselleria de Sanidad y se han elaborado teniendo en cuenta las directrices establecidas por las autoridades sanitarias para preservar la salud y el bienestar de las personas usuarias y los trabajadores de los centros.

En los centros residenciales de infancia, el número de visitantes no podrán ser superior a tres personas, que accederán a la visita de uno en uno, excepto si todos conviven en la misma casa. Se mantendrá la distancia de seguridad de dos metros, se usará mascarilla, se desinfectará el calzado y las manos con solución hidroalcohólica, y se les tomará la temperatura antes de entrar, restringiendo su acceso a partir de 37,5 grados.

Las visitas se realizarán en espacios habilitados para tal fin, que preferiblemente estarán al aire libre, y con la supervisión de personal técnico del centro. Asimismo, se dejará un mínimo de 15 minutos entre una y otra para la correcta limpieza, desinfección y ventilación de espacios.

En el caso de los centros residenciales para personas con diversidad funcional o problemas de salud mental, las visitas se retrasarán a la fase 2 debido a la vulnerabilidad del colectivo, aunque en la fase 1 la dirección de cada centro tendrá que elaborar un protocolo de visitas que contemple horarios, espacios, medidas preventivas y duración de las mismas.

Los criterios serán iguales a los de infancia: un máximo de visitas diarias del 20 por ciento de las personas residentes, no más de 3 personas por visita, y las mismas medidas tanto de protección y distanciamiento social, como de limpieza y desinfección.

Las resoluciones para la desescalada establecen que los centros de atención diurna, recursos vivenciales y servicios ambulatorios, tanto de infancia como de diversidad funcional, deberán cumplir las obligaciones de prevención de riesgos laborales establecidas en la legislación vigente en cada fase del plan para prevenir el contagio por la COVID-19.

La disposición de los puestos de trabajo, la organización de los turnos y el resto de condiciones de trabajo se modificarán para garantizar la distancia de seguridad interpersonal mínima de dos metros entre las persona trabajadoras, y de estas con respecto a las usuarias. Cuando no sea posible, se utilizará el equipo de protección previsto en cada fase.

En la planificación de las transiciones, los centros de atención diurna, recursos residenciales y servicios ambulatorios contarán, salvo indicación contraria, con los trabajadores que hubieran sido reasignados, y que se reincorporarán a sus puestos ordinarios, según un comunicado de la Conselleria.

Quedan exceptuadas de la incorporación a la atención presencial las personas con pluripatologías para las que el contagio por COVID-19 pueda suponer un grave riesgo y las mujeres embarazadas, a quienes se adaptará el lugar de trabajo a unas funciones que no requieran atención al público o a trabajo telemático.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2022
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD