19-05-2020 / 15:21 h EFE

La Sanidad aragonesa hará test PCR a cualquier caso sospechoso de sufrir COVID-19 que se haya comunicado por teléfono, centro de salud o centro hospitalario en un plazo de 24 horas, para lo que el Gobierno va a reforzar la Atención Primaria con la contratación de nuevos profesionales.

Estas son las principales novedades relacionadas con la gestión de la pandemia de coronavirus que ha transmitido el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado del gerente del Salud, y del director general de Asistencia Sanitaria, José María Abad.

A partir de este martes el Gobierno de Aragón solo comunicará los contagios positivos de COVID-19 que se hayan detectado por PCR o pruebas fiables pero no por test rápidos, casos que se harán públicos una vez a la semana.

En la actualidad, la Sanidad Aragonesa realiza unos 1.500 PCR al día pero tiene capacidad para practicar hasta 2.000, ampliable a 2.500 en turnos de 24 horas y con la contratación de más técnicos y para lo que también está acreditado el Centro de Investigación Biomédica de Aragón (CIBA), al que actualmente no es necesario recurrir, según el director gerente del Salud, Javier Marión.

La Atención Primaria va a ser el conducto por el que se detecten, atiendan y se haga el seguimiento de los casos de COVID-19 tanto de los positivos como de sus contactos (convivientes, cuidadores y personas con las que hayan mantenido una proximidad durante más de 15 minutos) y es con este fin por lo que en las próximas semanas se va a reforzar el sistema con la contratación de 105 enfermeros y 39 nuevos médicos, lo que supondrá un gasto de 6.030.000 euros.

Además, Marión ha anunciado que se va a contratar otros 61 especialistas que terminan este año su residencia para cubrir las vacantes de los hospitales, por un año en los de Zaragoza y por dos prorrogables en el resto de los de la Comunidad, a lo que se destinarán 4.001.000 euros.

El director general de Salud Pública no descarta que la mayor capacidad de realizar test va a influir en un repunte del número de casos positivos que se notifiquen porque cada vez van a quedar menos casos sospechosos sin diagnosticar y por tanto aumentará la incidencia, pero también por el paso de la población a las diferentes fases de la desescalada y el mayor contacto social, aunque Falo espera que sean aumentos moderados.

La importancia del repunte, según Falo, dependerá de la capacidad del sistema sanitario de Aragón para investigar y afrontar con rapidez el número de contagios y de su preparación para el control, vigilancia y seguimiento, que son los aspectos que analiza el Ministerio de Sanidad para autorizar el paso a una siguiente fase de la desescalada.

En este sentido Falo ha confirmado que el Gobierno de Aragón pedirá el paso a la segunda fase de la desescalada de todo Aragón a partir del lunes 25 y que seguirá insistiendo en que se apliquen medidas más flexibles al medio rural, entorno en el que también se quiere ir restableciendo la atención primaria de forma paulatina.

Respecto a los diagnósticos realizados a los profesionales sanitarios, Marión ha informado de que se han realizado 18.000 (el 50 % mediante la técnica PCR y el otro 50 % por test de anticuerpos) a 14.000 trabajadores, a aquellos que han aceptado someterse a la prueba, que "se ha ofertado a todos".

De total de pruebas, el 7 % han dado positivo y 328 sanitarios permanecen de baja por estar contagiados.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD