19-05-2020 / 16:00 h EFE

Un estudio del Instituto de Biología Evolutiva (IBE), centro mixto de la Universidad Pompeu Fabra y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha demostrado que el genoma de los chimpancés y gorilas podría ayudar a entender mejor los tumores humanos a nivel genético.

El artículo, publicado este martes en la revista "Nature Communications", revela mediante un análisis del cáncer desde el punto de vista evolutivo que la distribución de las mutaciones en los tumores humanos se parece más a la que se da en algunos primates que en los propios humanos.

Los expertos explican que las mutaciones, cambios que se producen en el ADN, se acumulan de forma heterogénea por todo el genoma, en algunas regiones más que en otras, y afectan en especial a las células cancerosas.

Durante el desarrollo del cáncer, los tumores atraen una gran cantidad de mutaciones muy rápidamente, aunque estudios anteriores han apuntado que estas mutaciones se concentran en zonas muy diferentes del genoma respecto a las observadas normalmente en humanos.

Tras una comparativa de las regiones que acumulan más o menos mutaciones durante un cáncer, la investigación del IBE ha descubierto que, si se contrasta la historia humana reciente con la de los primates, el resultado es que la distribución de mutaciones en tumores se asemeja más a la que se da en algunos simios.

"Hasta ahora se pensaba que las diferencias genéticas que encontramos cuando comparamos los tumores y los humanos sanos podrían ser causadas por la manera 'anormal' que tienen los tumores de acumular mutaciones, pero ahora hemos descubierto que parte de estas diferencias tienen que ver con nuestra historia evolutiva", explica vía comunicado Txema Heredia, primer autor del estudio.

Asimismo, el experto indica que la investigación ha revelado que la distribución de las mutaciones en el genoma está "sesgada debido a la historia evolutiva humana".

"Los cánceres, como los chimpancés y los gorilas, solo muestran el paisaje completo de mutación de una célula humana normal", afirma el científico Arcadi Navarro, co-líder del estudio, antes de añadir que "somos nosotros, los humanos, con un pasado lejano turbulento, los que mostramos una distribución de las mutaciones distorsionada".

El experto David Juan, también líder de la investigación, concluye que, en el futuro, los primates "podrían arrojar luz a la comprensión de otras muchas enfermedades humanas".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD