20-05-2020 / 14:01 h EFE

, 20 may (EFECOM).- El proyecto de fusión que negocian el grupo automovilístico ítaloestadounidense Fiat Chrysler (FCA) y el francés PSA, fabricante de Peugeot, Citroën u Opel, tiene ahora mayor justificación que nunca tras la crisis del coronavirus, que ha perjudicado enormemente a la industria automotriz.

"La razón estratégica de esta combinación de las dos compañías y sus empleados es más fuerte que nunca", ha señalado hoy el presidente y consejero delegado de Exor, John Elkann, durante la junta de accionistas de esta sociedad de cartera de la familia Agnelli.

Elkann confirmó que las negociaciones para la fusión a iguales entre FCA y PSA continúan según el plan y los tiempos previstos, y destacó que la emergencia del coronavirus ha afectado "a la industria automotriz".

"Pero tal vez también ha dejado una cosa clara. Estamos en el comienzo de una nueva era de innovación en este sector, debido a la triple revolución del automóvil conectado, limpio y autónomo: las empresas y los países que actúen con decisión ahora para aprovechar las oportunidades de esta revolución serán los que triunfen", ha argumentado.

Ha recordado que el grupo ha puesto en marcha diversas acciones solidarias durante la gestión de esta pandemia en el mundo, y ha citado el caso de FCA que ha transformado tres edificios de Argentina y Brasil en hospitales temporales para atender a los enfermos con este virus.

Finalmente ha reconocido que el grupo industrial CNH ha tenido unos "resultados decepcionantes" de los últimos meses y que se está avanzando en la búsqueda de un nuevo consejero delegado, pero que hasta que eso ocurra será Suzanne Heywood quien ostentará el cargo de forma interina.

FCA y PSA comunicaron en octubre la voluntad de fusionarse para constituir el cuarto fabricante mundial de automóviles, con sinergias estimadas en 3.700 millones de euros (más de 4.000 millones de dólares) anuales, ventas de 8,7 millones de unidades (el 9,5 % del total global) y una capitalización de unos 45.000 millones de euros (48.800 millones de dólares).

La crisis del coronavirus ha golpeado especialmente al sector automovilístico, y FCA y PSA anunciaron recientemente que no pagarán el dividendo ordinario en 2020 correspondiente al año fiscal de 2019.

Fiat Chrysler ha confirmado que pedirá un préstamo de 6.300 millones de euros avalado por el Estado italiano, valiéndose de las líneas de crédito puestas a disposición de las empresas que afronten problemas por la COVID-19.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD