20-05-2020 / 16:31 h EFE

El portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Pablo Gómez Perpinyá, ha acusado este miércoles a la presidenta Isabel Díaz Ayuso de ser “el ejemplo perfecto del comportamiento del señorito, acostumbrado a que le regalen las cosas sin mover ni un solo dedo, da igual que sea un máster, un apartamento de lujo o como ahora un cambio de fase” en la desescalada.

El portavoz de esta formación, que ha presentado hoy un documento de propuestas para una desescalada segura en la Comunidad de Madrid, ha opinado que la jefa del Ejecutivo regional se toma el proceso de avanzar en la flexibilización del confinamiento “como el que echa una quiniela, probando suerte a ver si la próxima toca” y, además, “en lugar de hacer sus deberes se dedica a arengar a las manifestaciones de aquellos que incumplen las normas sanitarias”.

En su opinión, la presidenta de la Comunidad de Madrid “ya ni se molesta en reunir al comité de expertos, ni incluir al colegio de médicos en la toma de decisiones ni en ofrecer datos sin hacer trampas. El colmo de la imprudencia es que sin haber hecho los deberes de la fase 1 ya esté pidiendo pasar directamente a la fase dos”.

En el documento difundido hoy, Más Madrid sugiere recuperar el déficit de profesionales en la Atención Primaria y crear un “ejército” para el rastreo de casos y contagios, dos de las medidas que en su conjunto tendrían un gasto de 114 millones de euros anuales.

En primer lugar, propone la contratación de mínimo un año de todos los profesionales que terminan su formación a finales de mayo (unos 235 en Medicina Familiar y Comunitaria y unos 50 en Enfermería Familiar y Comunitaria) así como la búsqueda activa de profesionales hasta recuperar el déficit estructural que cifra en: 600 médicos de Medicina Familiar y Comunitaria, 150 pediatras y 1.200 enfermeras.

Además de garantizar que todos los centros de salud tengan capacidad para hacer pruebas diagnósticas en menos de 24 horas, Más Madrid apuesta por reforzar la estructura de Salud Pública y crear un “ejército” para el rastreo de casos y contactos.

“Es imperativo establecer una estructura sólida de rastreo y control de casos y contactos. El rastreo de contactos es una intervención central de salud pública que juega un papel importante en el control de COVID-19”, añade al respecto el documento.

Según organismos internacionales, “se necesitaría para esta tarea un mínimo de un rastreador por cada 5.000 habitantes. En las actuales circunstancias de la Comunidad de Madrid necesitamos un mínimo de 1.300 rastreadores”.

La contratación de profesionales de Atención Primaria supondría 76,5 millones/año; la de especialistas de Salud Pública, 1,5 millones al año; y los rastreadores, 36 millones anuales, de acuerdo con los cálculos de esta formación política.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD