22-05-2020 / 15:23 h EFE

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha propuesto que los familiares puedan visitar a los ancianos en los geriátricos en función de su situación cuando el territorio en el que se encuentran acceda a la fase 2 de la desescalada, algo que deberá avalar en última instancia el Misterio de Sanidad.

Vergés ha presentado este viernes en rueda de prensa telemática los protocolos de desconfinamiento en las residencias catalanas, entre cuyas medidas figura que ya en fase 2 se pueda visitar a los residentes en centros con la COVID-19 controlada una vez por semana durante media hora, si bien el Gobierno central ha determinado en un principio que estas visitas se efectúen solo en fase 3.

Las visitas deberán hacerse en cualquier caso con "la máxima seguridad", es decir, con un lavado de manos continuo, desinfectando el calzado, usando mascarilla y manteniendo las distancias físicas.

Vergés ha informado de que las residencias de mayores se han dividido en tres grupos: 472 de color verde -sin ningún positivo por coronavirus-, 392 de color calabaza -con positivos, pero aislados- y 103 de color rojo -con positivos y sin capacidad de aislamiento.

Otros 87 centros residenciales están pendientes de clasificación, aunque la consellera ha avisado de que las residencias pueden pasar de un grupo a otro en función de su evolución.

También ha explicado que 753 ancianos residentes que durante las últimas semanas han convivido en casas de familiares podrán volver a sus centros residenciales -verdes o calabaza- con un test PCR de la atención primaria que confirme que no tienen el virus y manteniendo luego una cuarentena de dos semanas.

En el caso de ancianos que procedan de sociosanitarios u hospitales la cuarentena no será necesaria.

Vergés ha instado a las residencias a "aumentar la convivencia interna" en los centros verdes y calabaza si la zona en la que están ha pasado a fase 1.

Prevé que, en estos mismos centros, en fase 2 se puedan recuperar servicios como los de peluquería o podología para los residentes y que en fase tres se puedan hacer ya algunas actividades en el exterior.

Si bien la propuesta de la Generalitat debe avalarla el Ministerio de Sanidad, Vergés ha asegurado que ambas partes ya han "hablado varias veces" sobre la cuestión y se ha mostrado optimista con relación a que el plan sea aprobado.

Aunque la consellera ha indicado que el ministerio tiene potestad para decidir el "cuándo", el "cómo" del desconfinamiento en las residencias compete a las autoridades catalanas.

Ha defendido que su departamento "ha hecho los deberes" y que está "absolutamente preparado" para garantizar un desconfinamiento seguro en las residencias.

Este plan se ha hecho "pensando en las personas y compaginando sus derechos con los riesgos que pueda haber", ha añadido.

Preguntada sobre si las residencias intervenidas debido a su extrema situación con relación a la COVID-19 pueden volver en un futuro a manos de quienes las gestionaron con anterioridad, Vergés ha señalado que la intervención es efectivamente "temporal" y que "se deberá valorar cada caso y decidir qué es lo más conveniente".

También ha apuntado que las hospitalizaciones por coronavirus están bajando "de forma persistente", lo cual es "una muy buena noticia" que da esperanzas y que permite decir que las cosas se están haciendo bien.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD