22-05-2020 / 20:20 h EFE

La titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Monzón (Huesca) ha admitido a trámite la denuncia interpuesta por la Asociación Española de Guardias Civiles (AECG) por las coacciones y amenazas ejercidas de forma reiterada por un hombre para reclamar la droga para consumo propio que le habían incautado.

La denuncia fue interpuesta por el letrado Jorge Piedrafita, representante legal de esta asociación y de uno de los agentes que sufrió la presuntas amenazas por parte del denunciado.

Los hechos denunciados tienen su origen en un incidente registrado la madrugada del pasado 9 de mayo, al detectar una patrulla de la Guardia Civil a un vehículo con una matrícula que no correspondía a la zona y que incumplía las restricciones del estado de alarma vigentes en ese momento.

El atestado destaca que los agentes, tras recibir explicaciones inconexas sobre un desplazamiento realizado para llevar a cabo una reparación en una casa, procedieron a registrar al sospechoso y localizaron en su posesión sustancia estupefacientes que reconoció que había ido a comprar a un distribuidos de drogas de la localidad.

Los agentes procedieron entonces a denunciar por vía administrativa a esta persona por infringir el estado de alarma y estar en posesión de drogas ilegales, que le fueron incautadas en ese momento.

A la mañana siguiente, el sancionado se presentó en las dependencias de la Guardia Civil para quejarse de los agentes y exigir que se le devolviera la droga y se le retiraran las sanciones, han explicado a Efe fuentes jurídicas.

Pese a ofrecerle la posibilidad de cursar una queja, el infractor mantuvo su actitud y volvió a personarse esa misma tarde en el acuartelamiento para amenazar y advertir que si no le devolvían la droga y retiraban las sanciones, iba a denunciar y pedir que fueran expedientados.

Unos días después, el denunciado se volvió a presentar en el acuartelamiento con la misma petición pero mostrando una mayor agresividad hacia el agente que le atendió, por lo que se le impuso una nueva sanción administrativa por falta de respeto al guardia civil, que en todo momento, señala la denuncia, actuó con "corrección y profesionalidad".

El letrado de la AEGC, que representa a este agente, ha expresado su satisfacción ante la admisión a trámite de la denuncia e incoación de diligencias previas por parte del juzgado de instrucción en defensa de los intereses de su cliente.

En declaraciones a Efe, ha manifestado su intención de trabajar para buscar la "máxima condena" para el denunciado por presuntos delitos de coacciones, amenazas, desobediencias grave e intento de cohecho, conducta especialmente grave, subraya, en el actual estado de alarma.

"Desde esta acusación -ha añadido el letrado- se pedirá la pena máxima y no se permitirá que se ponga en duda gratuitamente la integridad y profesionalidad de los agentes que están garantizando la seguridad y salud de la ciudadanía".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD