24-05-2020 / 13:00 h EFE

El Ayuntamiento de Cartagena prepara un requerimiento por inactividad, paso previo a una demanda judicial contra la administración responsable de incumplir su obligación de retirar los fangos y los secos frente a las playas del sur del Mar Menor, que llegan a la temporada de verano con tramos en los que es imposible el baño, según fuentes municipales.

El consistorio recuerda que los secos son acumulaciones de arena frente a las playas que impiden el movimiento del mar y provocan el estancamiento de agua y el desarrollo de algas que se descomponen con rapidez.

Tanto los secos como los fangos debían haber sido retirados durante el invierno para minimizar el impacto sobre el medio y garantizar la limpieza de las aguas.

Esos elementos se han mantenido en el agua, agravando la situación de las playas, mientras se mantiene una debate sobre las competencias entre las administraciones regional y nacional que el ayuntamiento pretende terminar con un requerimiento a ambas que podría derivar en una demanda judicial contra la responsable y con un probable recurso al Defensor del Pueblo que también estudian los jurídicos municipales, según ha dicho Noelia Arroyo, vicealcaldesa y responsable de la comisión municipal del Mar Menor,

“Aunque la Ley de Costas reserva a la administración del Estado las obras de protección y regeneración de playas, el debate sobre las competencias ha servido para justificar la inacción y eso tiene que terminar porque se están generando graves perjuicios a los cartageneros”, afirma Arroyo.

Las situaciones más complicadas se han producido en las playas de Punta Brava, Los Urrutias y Estrella de Mar. El Ayuntamiento va a proceder a la señalización y balizado de las zonas de playa en las que la presencia de fangos pueda suponer un riesgo para los bañistas y para ello va a exigir a Costas que elabore un informe sobre la seguridad del acceso al agua desde esos arenales.

El Gobierno municipal también ha pedido al regional que incremente los medios para la limpieza y retirada de biomasa en esas playas. En los últimos meses se ha detectado una proliferación de algas que crecen y se descomponen con gran rapidez junto a la orilla y se hace imprescindible aumentar los esfuerzos de limpieza.

“Cartagena ha apostado por un frente común entre los ayuntamientos y las otras administraciones, con el nombramiento de un Alto Comisionado y la colaboración entre todos con un reparto del trabajo en el Mar Menor. La administración central se resiste a integrarse en ese frente y en vez de cooperación sufrimos conflictos de competencias que llevan a situaciones como esta”.

Aunque el levantamiento de la prohibición del baño se ha adelantado a este lunes, con el comienzo de la “fase 2” de desescalada, el Ayuntamiento trabaja con las previsiones de iniciar oficialmente la temporada con el despliegue de todos los servicios a mediados de junio.

El acceso y uso de las playas se adaptará a los condiciones establecidas por las autoridades sanitarias y este lunes habrá medidas de control de accesos en Cala Cortina y El Portús, las playas que por sus dimensiones reducidas y proximidad a la ciudad podrían sufrir aglomeraciones.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD