25-05-2020 / 10:40 h EFE

El escritor aragonés Fernando Ezquerra trata de recuperar en clave de ficción "la memoria emocional de los que acabaron perdiendo una guerra" en su nueva novela situada en las Cinco Villas y titulada "La balada de las tres ausencias".

Esta obra, publicada bajo el sello zaragozano Rasmia Ediciones, está ambientada en el año 1946 y pretende ser la primera de una triología que proyecta el autor, natural de Biota (Zaragoza) y residente en Barcelona, sobre la posguerra y el franquismo.

Como señala en una entrevista telefónica con Efe, con este relato de "carácter emocional y existencialista" busca que la gente "no solo tenga memoria de lo que pasó, sino que también reflexione para que no vuelva".

"A veces me preocupa porque hemos tenido la suerte de ser una de las generaciones de Europa en muchos siglos que ha vivido en paz. Y mucha gente no se da cuenta de lo que significa", señala.

El texto está inspirado en hechos reales que acontecieron al padre del autor y tiene como eje argumental el encuentro del protagonista con la partida de guerrilleros antifranquistas que operó en la Sierra de Santo Domingo a mediados de los años cuarenta.

"Es una de las historias que me contó mi padre que, con 15 años, era lo que llamamos 'repatán', aprendiz de pastor. Se encontró en los montes con una partida de maquis y siempre me relató lo que vivió de ellos", explica el autor, quien ha retratado "cómo se pudieron sentir al volver a su comarca".

Para ello, ha investigado sobre este grupo de maquis que actuaron en la comarca de las Cinco Villas, de los que había poca información, aunque sí que se conocían algunos de sus nombres.

En la novela, los diálogos que el escritor tuvo con su padre se reflejan a través de dos personajes, también un padre y un hijo, que conversan en el año 78, con la Constitución recién aprobada y la muerte de Franco todavía reciente.

El joven, que tiene que realizar un trabajo escolar "tira de la memoria" de su padre para ir introduciendo al lector en esta novela, que se convierte en un homenaje "a los que vivieron esa dura época en la comarca y a los aragoneses que tuvieron que marchar de casa".

"Además, quería crear una trama donde acabase existiendo una historia de amor porque creo que en aquellos años lo único que le salvó a muchas personas de la presión psicológica fue tener la suerte de encontrar el amor de su vida", añade Ezquerra.

Pero además del amor, también hay pérdidas. Como desvela en el título, este profesor de Humanidades ha querido reflejar en su obra "las tres ausencias que puede tener todo ser humano en su vida".

"La primera es cuando alguien se tiene que alejar de su familia y perder a los seres queridos, la segunda es el amor que uno ha podido perder en su vida y la tercera hace referencia a cuando llegan personas a tu vida que hacen cambiar tu visión y luego desaparecen", relata.

Como novelista, Ezquerra debutó con "Los traductores del Arba" (2012) y es autor de otras narraciones, como "La leyenda de las aguas negras" (2014), "El autógrafo perdido" (2016) y "La muchacha que tenía lágrimas en la memoria" (2017).

"En toda mi obra narrativa siempre que puedo y aunque no estén ambientadas directamente salen las Cinco Villas; siempre es muy importante el espacio de mi infancia y adolescencia", concluye el autor, que nunca olvida su lugar de origen.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD