25-05-2020 / 12:22 h EFE

Unas 500 personas se beneficiarán inicialmente de las ayudas directas al pago del alquiler de vivienda habitual establecidas por el Gobierno de La Rioja para colectivos que han quedado en una situación de vulnerabilidad a causa de la COVID-19.

Así lo ha anunciado este lunes el director general de Política Territorial, Urbanismo y Vivienda, Jesús Zamajón, en una rueda informativa telemática, en la que ha informado del inicio de la convocatoria de estas ayudas al pago del alquiler de vivienda habitual para personas afectadas por el impacto económico y social de la COVID-19.

El director general ha precisado que el presupuesto habilitado para estas ayudas es un millón de euros con un máximo de 500 euros por ayuda concedida y durante un plazo de seis meses.

Estas ayudas serán compatibles con otras ayudas de cualquier administración pública, entidades públicas, organizaciones no gubernamentales o asociaciones concedidas para esta finalidad, siempre que no se supere el límite de 500 euros al mes.

Los solicitantes de las ayudas, en su condición de arrendatarios de vivienda habitual, deben acreditar estar en situación de vulnerabilidad económica y social sobrevenida a consecuencia del COVID-19.

Los beneficiarios deberán cumplir que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria, no superen el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM),.1.613,52 euros.

Este límite se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada hijo a cargo en la unidad familiar.

El incremento aplicable por hijo a cargo será de 0,15 veces el IPREM por cada hijo en el caso de unidad familiar monoparental y este límite se aumentará en 0,1 veces el IPREM por cada persona mayor de 65 años miembro de la unidad familiar.

El límite de ingresos se incrementará en caso de que alguno de los miembros de la unidad familiar o la persona que tenga que pagar la renta arrendaticia tenga declarada alguna discapacidad, situación de dependencia o enfermedad que le incapacite de forma permanente para realizar una actividad laboral.

El plazo de presentación de las solicitudes de subvención se iniciará el día siguiente de la publicación de la convocatoria en el Boletín Oficial de La Rioja y concluirá el 30 de septiembre de 2020.

El director general ha precisado que al término de los seis meses de prestación de la ayuda, el inquilino deberá presentar una declaración responsable, firmada por el arrendador, en la que justifique que ha permanecido en la vivienda para la que ha recibido la subvención durante seis meses.

Ha recalcado que en un contexto excepcional, como el que ha provocado la crisis sanitaria de la COVID-19, el Gobierno de La Rioja mantiene su compromiso con una política social y garantizará el derecho a una vivienda.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD