26-05-2020 / 15:21 h EFE

La limitación del empleo de documentos en papel, la utilización individual de los aseos y ascensores, la distancia entre puestos de trabajo y la reducción "al mínimo" de la presencia simultánea de personas ajenas al centro son algunas de las medidas de higiene y prevención adoptadas por la Consejería de Educación ante el regreso a las aulas el próximo 1 de junio.

Todas ellas figuran en un Protocolo de Seguridad y Salud cuyo borrador será sometido mañana a la aprobación del Comité Sectorial de Seguridad y Salud, según ha informado este martes el Gobierno regional.

Este protocolo desarrollará las medidas contempladas en la instrucción de la Consejería ante la vuelta a las aulas relativas a la limpieza y desinfección de los centros, la organización de la circulación de personas y la distribución de espacios para garantizar las distancias de seguridad interpersonal.

La instrucción también recoge la limitación del empleo de documentos en papel y su circulación, así como la disposición de medidas de separación entre los trabajadores del centro y los usuarios en los lugares de atención al público, además de la provisión de material de protección a los trabajadores de los centros.

A los empleados con patologías sensibles al COVID-19 se les prestará una especial atención en la instrucción, que también refiere que ninguna persona con síntomas de COVID-19 podrá asistir al trabajo.

Entre las medidas extraordinarias de protección que deberán aplicar los centros educativos, la instrucción menciona la utilización individual de los aseos, para lo cual se colocarán carteles de “ocupado/libre” y otros que recuerden que es imprescindible bajar la tapa del inodoro antes de accionar la cisterna.

Los aseos, que se limpiarán al menos tres veces al día, deberán disponer en todo momento de jabón y toallas desechables y estar dotados de cubo de pedal.

También serán de uso individual los ascensores, menos cuando la persona que los use precise la asistencia de un acompañante.

En las zonas comunes distintos carteles recordarán a los empleados que no deben permanecer innecesariamente en dichas zonas, así como la necesidad de mantener la distancia.

En los espacios de trabajo que deban ser compartidos en esta fase, tales como centralitas, oficinas de administración, sala de profesorado, aulas y otras, se reordenarán para que coincidan en ellos simultáneamente lo menos posible o, si tienen que coincidir, ubicando los puestos lo más distanciado posibles, manteniendo al menos una distancia de separación de dos metros.

También deberán usarse individualizarse los útiles y material de trabajo y desinfectarlos tras su uso si es imprescindible compartirlos.

En lo que respecta a la atención al público, la instrucción establece la restricción en todo lo posible del acceso de público a las instalaciones y la reducción "al mínimo imprescindible" de la presencia simultánea de personas ajenas al centro, acotando las dependencias a las que pueden acceder.

Para acceder a los centros se exigirá mascarilla quirúrgica y, si es posible, la atención se hará a través de mampara y, en todo caso, manteniendo la distancia de seguridad entre empleados y usuarios.

Los documentos recepcionados se archivarán en fundas de plástico durante tres días.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD