27-05-2020 / 18:41 h EFE

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha destacado el "valor importante" en lo político, económico y competencial del acuerdo logrado para la transferencia del nuevo Ingreso Mínimo Vital (IMV), que se ha negociado durante "semanas".

El pacto establece que la Comunidad Autónoma Vasca y la Comunidad Foral Navarra asuman las funciones y los servicios correspondientes al INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) en relación al Ingreso Mínimo Vital "en razón de la especificidad que supone la existencia de Haciendas Forales" en esas comunidades autónomas.

En una rueda de prensa celebrada en Bilbao, Esteban ha explicado que han negociado este acuerdo "bastantes semanas", con la participación también de los gobiernos vasco y navarro y bajo el liderazgo del presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo.

Desde un plano político, el portavoz del PNV ha dicho que hay "un poco más" de confianza de su partido en el Gobierno -Ortuzar dijo tras el pacto con EH Bildu para derogar la reforma laboral que el nivel de confianza del PNV estaba en la "reserva"- y que en una legislatura "complicada" parlamentariamente el PNV siempre está dispuesto a negociar acuerdos. "Cuando sean posibles nos van a encontrar", ha aseverado.

Ha sostenido que "a nadie se la pasa por la cabeza" pensar que un acuerdo de este tipo se pueda conseguir "en tres días" como respuesta al pacto con EH Bildu y también lo ha desligado de la votación de una posible nueva prórroga del estado de alarma.

Esteban ha explicado que si el Gobierno plantea una prórroga en la que la aplicación del estado de alarma la decide cada comunidad que esté en la fase 3 estaría "razonablemente bien formulada", aunque ha recalcado que el Gobierno todavía no ha explicado si la solicitará ni cómo sería.

El portavoz nacionalista ha destacado que este acuerdo supone una "manera interesante de empezar la gestión" del régimen económico de la Seguridad Social por parte del Gobierno Vasco, una transferencia aún pendiente de negociarse, y que supera cualquier pacto sobre esta materia logrado anteriormente, como el de la gestión de las pensiones no contributivas por parte de las diputaciones forales.

Esteban ha asegurado desconocer la implicación que esta transferencia tendrá para las arcas del Gobierno Vasco -que gastará bastante menos en la RGI- y que su repercusión en el Cupo la establecerán los dos gobiernos en base a la normativa existente hasta que toque renovarse la ley quinquenal del Cupo.

Con este acuerdo, el Estado aportará la cuantía del Ingreso Mínimo Vital a los vascos que cumplan las condiciones y si también cumplen los requisitos para acceder a la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) el Gobierno Vasco complementará -en vez de pagar íntegra- esa cantidad hasta la cuantía ahora fijada para la RGI.

"Nadie recibirá menos, pero tampoco el doble por el mismo concepto", ha subrayado antes de explicar que "si alguien no entra en la RGI pero sí en el IMV, que lo dudo, cobraría la parte del IMV y si fuera al revés cobrará la integridad de la RGI".

Esteban ha sostenido que con este acuerdo se evitan problemas jurídicos y también de gestión, ya que el INSS necesitará "rodaje" para gestionar esta prestación mientras que Lanbide ya lleva años asumiéndola.

Además ha apuntado que si el IMV se va a basar en la declaración de Renta y de Patrimonio de los demandantes lo "lógico" es la transferencia porque esos datos los tienen las haciendas forales, no la Agencia Tributaria.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD