27-05-2020 / 18:50 h EFE

elona, 27 may (EFEAGRO).- El pleno de la Denominación de Origen Cava (DO Cava) ha aprobado este miércoles una serie de medidas que restringen la producción a 10.000 kilos de uva por hectárea, frente a los 12.000 kilos habituales, para la próxima vendimia, debido al desequilibrio entre oferta y demanda ocasionado por la covid-19.

Las medidas se han tomado para afrontar los excedentes de vino base y de uvas que tensionan el mercado y para dar respuesta a las dificultades adicionales que suponen para este sector los "graves" efectos originados por la pandemia de la covid-19.

Según la Denominación de Origen Cava, nunca antes se habían adoptado "restricciones productivas tan a la baja".

Las nuevas normas irán acompañadas de un incremento del número de verificadores para el control a pie de viña, así como en bodega, para dar la máxima garantía al consumidor.

El presidente de la DO Cava, Javier Pagés, cree que las medidas aprobadas hoy están encaminadas a mitigar la situación de "gran desequilibrio entre la oferta y la demanda", y asegura que sería "irresponsable" seguir aumentando la producción, lo que contribuiría aún más a "tensionar a la baja los precios de la uva y de los vinos base cava.

Pagés se ha mostrado convencido en un comunicado de que "el sector saldrá fortalecido de la crisis" si es capaz de trabajar con "rigor y control" y, sobre todo desde "la unidad".

Además, cree que las decisiones tomadas hoy se han hecho mirando a largo plazo y pensando en el bien común, por encima de los intereses individuales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD