31-05-2020 / 12:20 h EFE

La capilla de El Rosario, sede de Paso Blanco de Lorca, reabrirá sus puertas el 7 de junio con una ofrenda floral de 7.000 claveles a la Virgen de la Amargura, la imagen titular de esta cofradía, una de las más representativas de la ciudad.

Con esta ofrenda, el Paso Blanco cumple su compromiso de entregar a la virgen todos los claveles que los cofrades le compraron esta Semana Santa de forma virtual dentro de una campaña solidaria que permitió reunir fondos para adquirir 2.000 mascarillas FFP3 entregadas al personal sanitario del hospital Rafael Méndez de Lorca en lucha contra el coronavirus.

El Paso Blanco ha informado este domingo de la reapertura y ha explicado que del 7 al 9 de junio permanecerá abierta la capilla y el museo de bordados Mubbla, entre las 11 y las 13.30 horas y entre las 18 y las 20 horas, para que los blancos puedan ver a la Virgen de la Amargura y participar en esa ofrenda.

Se cumplirán estrictas medidas de seguridad para evitar aglomeraciones y el circuito del público comprenderá la entrada por la capilla de El Rosario y la salida por el Mubbla y se controlará en todo momento que se respeten el aforo y las distancias de seguridad interpersonal.

No se permitirá el uso de los bancos de la iglesia ni se realizará ningún acto concreto para evitar la acumulación de gente, indica la cofradía, que ha consensuado las medidas de seguridad con la Policía Local.

El Paso Blanco permitirá así a los cofrades contemplar a la imagen titular de la cofradía que cada Viernes Santo es visitada su capilla por miles de personas en coincidencia con su salida en procesión, actos que este año fueron cancelados por el confinamiento.

Además, la cofradía blanca reabrirá el 6 de junio el Mubbla, el primer museo de bordados que tuvo la ciudad, y que este 2020 cumple el 25 aniversario de su fundación, aunque la pandemia obligó a cancelar los actos programados para celebrar esa efeméride.

Permanecerá abierto en su horario habitual, de 10.30 a 14 horas y de 17 a 20 horas, y contará con todas las medidas de seguridad para que los visitantes puedan volver a disfrutar los bordados en oro y sedas que aspiran a ser declarados patrimonio de la humanidad por la Unesco.

La cofradía ha adquirido mamparas protectoras para la recepción, en la que se dispondrá de gel hidroalcohólico.

Además, se ha establecido un recorrido obligatorio que estará marcado con vinilos, del mismo modo que lo estarán las distancias de seguridad que deben mantenerse tanto en la recepción como en cada una de las vitrinas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD